GUSTAVO OCANDO ÁLEX 

El gobierno de Rusia afirmó este lunes que evalúa “cómo garantizar su propia seguridad”, solo días luego de que uno de los principales portavoces de su política exterior no descartara un despliegue militar en Cuba y Venezuela, en medio del aumento de tensiones con Estados Unidos y la OTAN debido al conflicto fronterizo en Ucrania.

Dmitri Peskov, vocero del presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró a la prensa que el Kremlin evalúa diferentes “variantes” para garantizar los intereses de Rusia ante lo que considera una amenaza potencial en sus fronteras.

“En el contexto de la actual situación, Rusia, sin duda, piensa en cómo garantizar su propia seguridad”, dijo el portavoz del Kremlin, consultado este lunes sobre la posibilidad de desplegar infraestructura militar rusa en algunos de sus países aliados en Latinoamérica, como Cuba y Venezuela.

“Respecto a América Latina, no podemos olvidar que hablamos de países soberanos”, añadió Peskov. Sus comentarios ocurren luego que el viceministro de Exteriores, Serguéi Riabkov, dijera que no deseaba “confirmar ni descartar nada” en cuanto a un posible despliegue militar ruso en Cuba y Venezuela.

“En el estilo americano, la opcionalidad de la política exterior y militar es la piedra angular para asegurar la poderosa influencia de ese país (…) depende de las acciones de los colegas estadounidenses”, afirmó Riabkov al canal RTVI.

Estados Unidos acusa a Rusia de acumular al menos 100.000 de sus soldados en la frontera con Ucrania y de estar buscando “un pretexto” para justificar una invasión. El Kremlin, por su parte, señala que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) busca expandir su radio de acción e insiste en que retire sus tropas de cualquier país que comparta límites con Rusia.

El conflicto ha despertado temores de un enfrentamiento armado en la zona de Europa del Este tras las fallidas conversaciones entre voceros de la OTAN, Rusia y Estados Unidos en Ginebra en la última semana. Fue en ese marco donde el delegado ruso para ese diálogo no descartó la idea de un despliegue militar de su país en países cercanos a Estados Unidos, como Cuba y Venezuela.

Sin mayor eco

No ha habido mayor reacción oficial en Venezuela a las declaraciones del viceministro de Exteriores ruso. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, escribió un tuit donde reivindicó la cooperación militar con Rusia.

“No asombra ver a la vil vocería de la antipatria hablar de soberanía nacional después de rogar intervención militar y sanciones contra Venezuela, cuando Rusia asoma la posibilidad de profundizar las relaciones de cooperación militar de nuestras naciones, las cuales ya existen”, comentó en Twitter.

El presidente venezolano Nicolás Maduro no se refirió a los comentarios del segundo al mando del ministerio de Exteriores ruso durante la presentación de la memoria y cuenta de su gestión en 2021 ante el Parlamento, este sábado.

El canciller de Maduro, Félix Plasencia, se reunió el viernes pasado con el embajador de Rusia en Caracas, Sergey Mélik, para “fortalecer la cooperación existente” en áreas como la política, la economía y la salud, detalló en Twitter.

La oposición venezolana consideró que un eventual despliegue militar ruso en el país sería una “transgresión” a la soberanía y advirtió que su nación no puede ser utilizada “como un peón en un juego geopolítico” entre potencias mundiales.

“Variantes” de acción

El vocero del Kremlin resaltó que Rusia evalúa “diversas variantes” de acción a propósito de las tensiones por la presencia de tropas de su país en la frontera de Ucrania. Usó el término al recordar su uso por parte de la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, quien dijo que el gobierno de Joe Biden contempla hasta 18 “variantes” de respuestas distintas a Rusia.

“Nosotros también estudiamos diversas variantes. Consideramos que en realidad deben ser muchas menos, ya que para nosotros se trata de un asunto extremadamente concreto. No es necesario complicar aquello que posiblemente no sea tan complicado”, consideró el portavoz del gobierno ruso.

El viernes pasado, el portavoz del Pentágono de Estados Unidos, John Kirby, indicó que Rusia estaría buscando un “pretexto” para invadir Ucrania y denunció que podría fabricar un falso ataque contra sus tropas para ello.

Este lunes, el canciller ruso Serguéi Lavrov acusó a Estados Unidos de adelantar una campaña de “desinformación total” sobre las maniobras de su país en la frontera. Según él, Ucrania está controlada por el gobierno norteamericano.

 

 

Comments

comments