Para el 2018 tiene proyectos como fundar la escuela de música Piano Panamá. Foto: Mariana Suárez Sarcos

 

Nació amando la música gracias que su padre Roberto Fereira es contrabajista y director coral, así comenzó a estudiar a los siete años de edad. Obtuvo una licenciatura en musicología y otra en educación en la Universidad Cecilio Acosta, además otra licenciatura en ejecución instrumental mención piano en la Universidad del Zulia y finalmente en el Conservatorio José Luis Paz del Zulia se graduó en un diplomado como pianista concertista.

Gracias a estos estudios hizo una carrera como docente en varios institutos, logrando enseñar el arte del piano y la música a más de mil 500 estudiantes. Después de casado, en enero del 2015 decidió emigrar con esposa, Mariana Ferrer Melo, ante las dificultades que vivía el país.

“Llegamos buscando oportunidades profesionales, con la intención de formar una familia. Siento a Panamá como mi casa, somos unos panameños más”, dijo.

Robinson relata que gracias a que en el 2014 coincidió como músicos en Aruba con Rubén Blades, pudo realizar el primer contacto con el maestro Roberto Delgado. Al llegar a Panamá fue la primera persona que le abrió las puertas en el ámbito musical.

“La primera persona que me dio su apoyo en el ámbito musical fue el maestro Roberto Delgado, productor y director de Rubén Blades. En el tiempo he logrado forjar una amistad y he aprendido muchísimo de él. Me ha invitado en algunas oportunidades a tocar”, afirmó.

Grammy con Blades

Este año, el álbum de Rubén Blades titulado Salsa Big Band ganó dos Grammy Latinos como “Mejor álbum del año” y “Mejor álbum de salsa”. Robinson participó como pianista invitado en el tema promocional “Arayué”, gracias a la invitación de Roberto Delgado. “Grabar con un artista como Rubén Blades es un sueño hecho realidad, cualquier músico sueña con escenarios y colaborando con grandes artistas y que me diera la oportunidad el maestro Roberto delgado es un sueño”, explicó.

Piano Panamá

Desde el 2015 comenzó a fortalecer un emprendimiento educativo que denominó Piano Panamá, donde más de 50 estudiantes se han visto beneficiados de un método dinámico para aprender música y el amor por el piano.

“Es una metodología de enseñanza pianística que he desarrollado, pero en Panamá me he encontrado los mejores estudiantes que yo he tenido en mi vida. El fin de esta metodología es hacerle el camino más sencillo que esta interesada en este arte”, concluyó.

Comments

comments