El concierto del artista venezolano fue una noche en donde las emociones estuvieron al tope y los fanáticos del cantante disfrutaron de sus mejores éxitos.

El reconocido artista venezolano, conocido por su letras románticas, su carisma y su constante apoyo al pueblo venezolano se presentó el pasado 22 de junio en Panamá. Los fanáticos de Montaner llenaron la Arena Roberto Durán para cantar los éxitos del artista, quien no dudó en brindarles una noche memorable.

La velada inició con un hermoso tributo a Venezuela. En una pantalla sobre el escenario se vio una bailarina con zapatillas rotas pintada con los colores de la bandera venezolana, interpretando un hermoso baile en el que de cada movimiento salían, en humo, los colores amarillo, azul y rojo. Montaner salió al escenario, acompañando el emotivo baile con “Lo Mejor está Por Venir”.

Acto seguido comentó que la noche se la dedicaría a David Vallenilla, el joven venezolano que fue víctima de la injusticia en Venezuela tan solo unas horas antes.

A lo largo de la noche, Montaner compartió con el público y no dudó en agradecerle al pueblo panameño por su solidaridad con los venezolanos. “Ustedes saben lo que es la tiranía”, comentó el artista. “Y por eso recibieron con los brazos abiertos al pueblo venezolano. ¡Muchísimas gracias!”, agregó. El hijo de Maracaibo cantó varios de sus éxitos, tales como “Bésame”, “Tan Enamorados”, “Castillo Azul”, “Déjame Llorar” y “El Poder De Tu Amor”.

“Le quiero dedicar esta canción al pueblo en donde me crié y al país en donde nací”, comentó el artista antes de cantar su más reciente sencillo, “Aunque Ahora Estés Con Él”. La interpretación estuvo acompañada por el video oficial del tema, el cuál por medio de fuertes imágenes muestra la crisis en las calles que vive el pueblo venezolano.

Cierre inesperado

El momento más emotivo de la noche ocurrió casi final del concierto cuando, luego de un cambio de vestuario, Montaner volvió al escenario con un papel en la mano, preguntando dónde estaban Jenny y Jorge. Las luces iluminaron a una pareja y por medio de una pancarta, Jorge le pidió matrimonio a su novia, quien entre risas y nervios ¡aceptó!

El cantante les pidió que bajaran al escenario y  luego pasó lo que nadie esperaba. El artista le comentó al público que no solo se iban a casar, sino que Jorge le donaría un riñón a Jenny, quien se encuentra enferma. “¿De donde son ustedes?” les preguntó Montaner. “Yo soy tu paisano”, respondió Jorge, “Y yo soy panameña”, agregó Jenny. Naturalmente, el público irrumpió en lágrimas y aplausos al ver que los novios representaban la unión entre los dos países.

Con lágrimas en los ojos, Montaner les dedicó “La Gloria de Dios”, su sencillo más emotivo y religioso, seguida por “La Cima del Cielo”, cerrando el concierto de una manera inolvidable. A pesar de algunos problemas con el sonido y quejas sobre la cantidad de luces, el público disfrutó de un excelente concierto, lleno de sueños, risas, llanto y muchas ganas de cantar.

Comments

comments