“No vamos a parar. Nuestro objetivo es la independencia y que Venezuela vuelva a brillar”, gritan desde las calles

 

 

“Íbamos caminando, tranquilos, marchando por la autopista Francisco Fajardo, y de la nada, como si estuvieran escondidos esperando, salieron más de 100 motorizados y arremetieron contra nosotros. Yo solo resulté herido en un brazo, sin embargo, otros amigos no corrieron con la misma suerte…”

“Rafa”, apodo que usa para no revelar su identidad por miedo a represalias, es uno de los miles de jóvenes venezolanos que día tras día arriesgan su vida marchando y protestando en las calles de Venezuela en busca de un país que les brinde mejores oportunidades. Tiene 18 años de edad y se niega a emigrar.

“Sinceramente, de pana, yo prefiero luchar en las calles de mi país, que ir a pasar vaina en un país ajeno. Si voy a llevar coñazos, que sea en Venezuela”, confesó Rafa mientras se alistaba para asistir a otra protesta pacífica.

El joven reveló algunas de las estrategias de la resistencia. En reuniones previas se aseguran que al menos unas 30-40 personas “vayan frenteando” la protesta y a las zonas donde hay enfrentamientos, les cambian el nombre para despistar a las autoridades. “Usualmente de animales. ‘Se están dando duro a que los patos’, por ejemplo”, detalló.

Diversas historias

“Alfonzo” ha sido su compañero de batalla desde que iniciaron las protestas en abril. “Yo salí a marchar normal, sin conocer a nadie, pero poco a poco nos hemos ido organizando. Ahora nos llamamos los ‘hermanos de lucha’. Llegamos y apenas nos saludábamos y ahora hasta compartimos comida”, explicó el muchacho de 21 años de edad, estudiante de ingeniería mecánica.

A la historia se sumó “Kike”, quien al igual que Rafa, se animó a contar “intimidades” sin importar que se conozcan. “Es clave para nosotros coordinar con los vecinos de las zonas por las que pasamos, porque sus casas nos sirven como resguardos. ¿Sabes qué es lo más sorprendente? Que hasta los mismos chavistas nos ayudan, pero tienen miedo después de decirlo”, confesó.

“Rafa”, “Alfonzo” y “Kike” no pretenden dejar la lucha, al contrario, cada día tienen más fuerzas a pesar de la alta cifra de fallecidos durante las protestas que ya sobrepasan los 100 días.

Según Provea, hasta el 27 de julio habían fallecido 129 personas, la mayoría con edades promedio entre 20-24 años. “Sí, claro que vemos esos números, siempre estamos al tanto, tenemos miedo, es normal, pero la lucha es por nuestro país. Nos duele como a todos los venezolanos, pero hay que seguir luchando hasta el objetivo final que es la libertad”, sostuvo “Rafa”.

Opinión experta

El sociólogo venezolano Carlos Raúl Hernández explicó a EV Panamá, que actualmente en Venezuela hay por lo menos dos tipos de protestas que confluyen. Por un lado, las que nacen de la desesperación de la gente por carencia de bienes básicos y las de génesis esencialmente política.

Hernández recordó que las protestas en las calles son algo de carácter universal y atemporales. “Todas están vinculadas al nacimiento de la democracia. Lo que sí es relativamente nuevo es la insurrección civil y pacífica que se asocia desde hace unos años con Gene Sharp”, explicó.

Gene Sharp es un politólogo y escritor estadounidense que creo el llamado “golpe blando” o “golpe suave”, una maniobra de “acción no violenta”, que según el gobierno venezolano es la estrategia que viene implementado la oposición.

“Serán los jóvenes, particularmente los estudiantes, los que seguirán luchando por razones que explica la psicología social, entre ellas la edad y su actitud ante el peligro, que se forma con el proceso de maduración biológico-psicológico”, cerró Hernández.

Comments

comments