La minería, el comercio y la agricultura han sido claves para el desarrollo de República Dominicana.

Importantes repuntes en los sectores de minas, banca y construcción, permitieron que el país tomara un nuevo rumbo económico

No será Panamá, tampoco Costa Rica o Chile. República Dominicana será el país de mayor desarrollo económico en Latinoamérica al culminar 2016. Cifras oficiales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), apuntan a que la nación caribeña cerrará el año con un porcentaje de crecimiento de 6.5 %, un poco menos que el 7 % de 2015.

Los inversores han puesto su radar en el pujante país, que se ha beneficiado de alzas importantes en los sectores de minas, banca y construcción, explicó el economista panameño Marco Fernández, quien dirige la sucursal de Banesco en territorio dominicano.

En el grupo de inversionistas, destacan los venezolanos, que según Rafael Zapata, presidente de la Cámara de Comercio Domínico-Venezolana (Cavedom) han invertido, entre 2010 y 2015, un total de cinco mil millones de dólares en renglones como centros comerciales, hoteles y avicultura.

“La constitución de una empresa es relativamente sencilla. El gobierno y las leyes apoyan la apertura de operaciones comerciales sin tanta burocracia”, comentó Jesús Rojas, propietario de Rostro Perfecto, una franquicia de cuidados femeninos que nació en Venezuela y se extendió a Panamá, Colombia y República Dominicana.

“Ayuda también que los bancos son muy proactivos en su apoyo a medianas o pequeñas empresas bien estructuradas. Siempre y cuando los fondos sean de buena procedencia, ya que evalúan de forma rigurosa de dónde vienen estos”, explicó Rojas, quien ante la buena experiencia que ha tenido en República Dominicana, específicamente en Santo Domingo, ya tiene pensado abrir sucursales en otras ciudades.

Aspectos clave

Abordado por medios nacionales dominicanos, Héctor Valdez, director del Banco Central de ese país, destacó que el “desempeño de la economía dominicana es resultado de la combinación de la caída significativa de los precios internacionales del petróleo, un recurso con el que no cuenta el país, y de la recuperación de Estados Unidos, principal socio comercial de República Dominicana”.

El director de Banesco República Dominicana, respaldó las palabras de Valdez, agregando que es tan importante la relación República Dominicana-Estados Unidos, que cualquier efecto negativo o positivo en Norteamérica impacta casi inmediatamente a la nación caribeña.

“La relación de ambas naciones está vinculada a los tratados de libre comercio. CAFTA (Central America Free Trade Agreement) – República Dominicana. Otro punto clave son las remesas, tanto, que están por el orden de los cinco mil millones de dólares, o lo que es igual al 7 % del Producto Interno Bruto (PIB). Hay que destacar también que la inflación, gracias a la baja en los precios del petróleo, no alcanza el 2 %”, explicó Fernández al ser consultado por El Venezolano de Panamá.

El venezolano Rafael García lidera Intimate Place SRL, una empresa dedicada a la venta de ropa íntima femenina y masculina. Su compañía tiene menos de un año en Santo Domingo, pero siente que el ambiente es el propicio para cualquier inversionista.

“No he percibido que hay burocracia, todo lo contrario. En este país registré mi empresa de la manera más fácil y dinámica posible. Me costó apenas 380 dólares sacar el papeleo relacionado con la compañía, claro, comenzando con un capital bajo”, explicó García, quien agregó, que incluso como extranjero, no es muy engorroso el proceso.

“Si manejas bien la compañía y sus cuentas, las facilidades crecen para obtener créditos como extranjeros. Los bancos, incluso sin tener residencia, te pueden ayudar, siempre y cuando compruebes que estás haciendo las cosas bien. Mi consejo para los que piensen venir a República Dominicana es invertir en un negocio. Esa es la mejor vía”, explicó el empresario oriundo de Barinas, Venezuela.

Moneda local

El Banco Central de República Dominicana, en su informe del primer semestre de 2016, destacó que uno de los puntos más positivos de la economía del país es la estabilidad cambiaria, asegurando que va perfectamente alineada con los fundamentos macroeconómicos. El peso dominicano es la moneda oficial.

“No veo como una debilidad que la moneda oficial no sea el dólar, ya que desde al menos cinco años atrás el precio de compra se ha mantenido. Esto sumado a que no existe un control cambiario como en Venezuela, lo que permite convertir el capital en dólares en cualquier momento”, comentó Rojas. Cada dólar, según www.themoneyconverter.com tiene un costo de 46.20 pesos dominicanos.

García también destacó el hecho de que no exista un control cambiario en territorio dominicano. “Cuando llegué, hace seis meses, cada dólar costaba 49 pesos y ahora está en 46. No cambia mucho y eso es clave. Te puedes manejar con cuenta en dólares y pesos por igual”, cerró.

En cifras    

6 % de crecimiento en 2016
436 mil 912 empleos entre octubre 2012 y abril 2016
Inflación de enero a marzo (2016) -0.58 %
Crecimiento del 7.6 % (primer trimestre) en la actividad turística en comparación con 2015.
La inversión extranjera directa alcanzó 580.1 millones de dólares (primer trimestre) para un crecimiento de 29.5%.
Sistema financiero creció 12.3 % (primer trimestre)
La banca exhibe una solvencia de 14.8 %

Fuente: Banco Central de República Dominicana

¿Qué reactivó la economía?

Minería (33.8 %)
Intermediación Financiera (12.0 %)
Salud (9.6 %)
Construcción (8.8 %)
Hoteles, Bares y Restaurantes (6.4%)
Educación (6.3 %)
Energía y agua (6.2 %)
Transporte y almacenamiento (5 %)
Manufactura local (4. %)
Actividades Inmobiliarias y de Alquiler (4.0 %)
Comercio (3.4 %)
Agropecuario 1.9 %

Fuente: Banco Central de República Dominicana

Comments

comments