Creo que la respuesta la tenemos todos. Las dos primeras han producido devastación, pero ya Irma murió y María está haciendo sus últimos destrozos (que quiera Dios no sean demasiads).

 

Pero las dos últimas, y nuestras, siguen causando estragos y de paso, son más feas que Irma y María juntas.

 

Empecemos con Irma: Primero llegaba el sábado en la noche. Luego el domingo en la madrugada. Después que en la mañana del domingo. La tipa se quedó jodiendo en Cuba y no terminaba de arrancar pal norte. Pensé por algún momento que se había enterado de que ya no existe la política de “pies secos, pies mojados” y no quería salir de la isla.

Empezó con una mamadera de gallo con la gente que salió despavorida para el norte y después resultó que allá fue que llegó. La gente se fue pa’ Tampa que está al oeste, porque la vaina venía para el este. Y resultó que arrancó para el oeste y la gente tuvo que correr despavorida para el este. ¿Y entonces? Los que decidimos quedarnos comimos como marranos; llevamos más lata que Madonna; acaparamos más agua en la nevera que un camión de bomberos. Y la tipa, cual Maduro viajando para la ONU, ahora voy… ahora no. Sí voy, llego después, pero sí llego, después voy pal oeste, si es que no me decido ir para el este. A todas estas, uno pendiente de que se fuera la luz, no sabía si responder a las 300 personas que escribían diciéndole a uno que se cuide, por aquello de no descargar el celular Los tipos de las noticias entrevistaban a sus propias madres porque ya no sabían qué decir. El gobernador de Florida salía cada 30 minutos a decir que si ya no habían salido, que no salieran, pero que tampoco cogieran pa’ atrás los que ya habían salido.

 

Una vaina así como cuando le avisan a uno que se va a prender un “viento” en Venezuela y uno sale corriendo a comprar agua y todo lo que puede, para que después gobierno y oposición se vayan a República Dominicana a comer mangú y bailar merengue.

 

Entremos entonces los horribles parecidos entre Irma y Delcy, por ejemplo: Irma se ha paseado por todo el continente sin el más mínimo arrepentimiento, igual que Delcy que viaja más que los dos huracanes juntos, con la diferencia de que Irma avisó primero que iba a dejar a todo el mundo en el ladre, y Delcy dice que los que comen de la basura en Venezuela, es por una “disminución calórica” (¿?) Dios sabrá qué significa eso.

Y ahora vamos con la otra “bellezura”: ¿Por qué a María no le habrán puesto Iris? Ah vaina pa’ fea. En verdad no se ni cómo empezar: quisiera que este huracán fuera tragado por el océano al igual que con la otra. En realidad Iris sería el nombre ideal de la unión de Irma y María. Ambos huracanes han sacado de sus guaridas a los reptiles más peligrosos tales como culebras y cocodrilos… ¿No se parecen a Iris? Si mal no recuerdo esa “pelo lindo” acostumbra a sacar a los engendros de sus madrigueras. ¿o no vimos en los días aciagos de las protestas a guardia nacionales con zapatos de goma y hasta sin medias?

 

Definitivamente son 4 vainas que nadie quiere. Pero me niego a que le pongan nombres de mujer a estos bichos que se llevan todo por delante.

 

Ah! ¡Me acordé! Hay otra semblanza entre Irma, María y Delcy Eloína: Las dos primeras traen vientos… ¡Delcy se los tira!

 

Cariños y hasta la próxima…

 

YOANDRA BLANCO YA ESTA INSTALADA CON TODA SU CLIENTELA EN SU NUEVA LOCACION: BEAUTY SECRETS DORAL. AQUÍ EN LA 114 AL LADO DE NAVARRO. PIDE TU CITA CON ELLA POR EL TELEFONO 306 629 9700 Y MENCIONA ESTE AVISO PARA UN DECUENTO ESPECIAL. NOS VEMOS ALLI

 

 

Comments

comments