Todo un éxito la primera convocatoria de Qué Xopa Chamo, actividad realizada en el SuperMini DiabloRosso. Foto: David Alejandro Chacón.

El evento es una iniciativa de SuperMini Diablo Rosso y busca reflexionar sobre la ola migratoria Venezuela-Panamá

Un “parkin con los frenes” cero rollos, todos relajados y con un importante panel de invitados. Así se realizó, en la tienda SuperMini DiabloRosso, el conversatorio, primera actividad del evento “Qué Xopa Chamo”, que se extenderá por todo el mes de febrero con diferentes actividades.

Michelle Khafif, propietaria de SuperMini DiabloRosso y principal propulsora de la idea, recibió en la tienda a los invitados: Joel Bracho, en representación de ArtiCruz y Adriana Rincón, presidente de EV Panamá, quienes, acompañados de un buen grupo de asistentes, abordaron distintos puntos de vista sobre la ola migratoria Venezuela-Panamá.

“Básicamente es una tarde para reflexionar, para conocernos mejor entre venezolanos y panameños. La idea principal es llegar a conclusiones prácticas para aplicar y lograr la integración”, explicó Khafif, quien inmediatamente cedió la palabra a la moderadora invitada María Gilma Arrocha, de AROC Emprendimiento y Propiedad Intelectual en Panamá.

Excelente compartir

El encuentro “panazolano” estuvo marcado por la hermandad de ambas naciones, siempre con el respeto y honestidad en las palabras. EV Panamá, a través de su cuenta de Instagram @elvenezolanop, sirvió como enlace para todas aquellas personas que no pudieron asistir.

Se hicieron un total de cinco videos en vivo, llegando alcanzar el primero de ellos, hasta 500 espectadores que no dudaron en interactuar. La expectativa por la actividad fue bastante alta.

“Que la iniciativa de Qué Xopa Chamo nazca de personas panameñas es lo mejor. Desde EV Panamá no dudamos ni un segundo en apoyar esta maravillosa idea que nos une como países hermanos”, dijo Rincón. “Si bien han existido ciertos roces en los últimos meses, siempre ha sido mayor lo positivo y es lo que más debemos destacar”, agregó.

El intercambio de ideas no se hizo esperar y Julio Mosquera, uno de los panameños que se acercó hasta el conversatorio, instó a los organizadores a seguir con este tipo de iniciativas. “Somos dos naciones con muchas similitudes y lo mejor es sacar lo bueno de cada una”, comentó.

Joel Bracho, de ArtiCruz, destacó la unión que existe en el taller dirigido por el maestro Carlos Cruz Diez. “Es una mezcla interesante en la que prevalece el respeto, la hermandad y las ganas de seguir aportando a este país en el que te reciben como en tu casa”, sostuvo.

La próxima actividad de Qué Xopa Chamo será el 14 de febrero en el Mercadito Biológico a partir de las 6:30 pm. Será una cena de “Panazuela”.

Comments

comments