Foto: Mida.gob.pa

Los productores de tomate en Chiriquí han mostrado recientemente su inconformidad por las importaciones de este producto en época de cosecha. Según ellos, no tiene donde colocar el tomate pues el mercado está abastecido por importaciones.

Este jueves, como medida de protesta pacífica, los productores regalaron parte de su cosecha en Chiriquí a las personas que se acercaban al lugar. Esta acción es tomada para llamar la atención del Gobierno en la materia, reseñó TVN.

Por su parte, el Ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Eduardo Enrique Carles reiteró este martes a través de un comunicado oficial que el pasado 6 de febrero se llegó a un acuerdo con los productores de tomate en donde “actualmente el Instituto de Mercadeo Agropecuario -IMA- tiene un Fideicomiso de 60 Millones de Balboas solamente destinado para la compra nacional, hemos abierto un compás para la compra de 200 mil quintales de tomate que viene siendo la compra que suple al Mercado de Abastos”. Aseguró que “los productores deben tener confianza en que el Gobierno está tomando las medidas pertinentes para garantizar la producción y por supuesto el bienestar de los que siembran”.

Además, esta mañana, Carles manifestó en declaraciones a TVN que se abrió una investigación para analizar el tema de las importaciones. El Ministro apuntó que las que se han detectado representan no más del 5% del consumo a nivel nacional y que se tratan de importaciones “muy puntuales, de cadenas de supermercados”, por lo que esto no debería afectar a los productores.

Para Carles, todo se ha debido a una oferta mayor de tomate nacional en un momento específico. “Posiblemente hay una distorsión comercial, un volumen extra que no se esperaba en esta época del año. Evidentemente, tenemos que seguir investigando con la Acodeco, con el IMA”, enfatizó.

Comments

comments