En Panamá todas las personas sin importar raza, credo o estatus migratorio, tienen derecho a la vida y a recibir tratamiento para el VIH

 

La Fundación Pro Bienestar y Dignidad de las Personas afectadas por el VIH/SIDA (Probidsida) nació por inciativa del médico pediatra Orlando Quintero, quien hace 31 años descubrió que estaba infectado por el VIH y notó las carencias y necesidades que tenían las personas que padecían la enfermedad en Panamá.

“En 1994 yo caí en etapa SIDA y estuve ocho años viviendo así, estuve muy mal. Después de eso, una cuñada conocía a alguien que también padecía la enfermedad y me pidió que la ayudara. Así empezó el apoyo con otros y quedamos en un grupo de auto ayudaº“, explicó Orlando Quintero, director ejecutivo de Probidsida.

De esta manera, inició la organización no gubernamental sin fines de lucro, conformada por personas que viven con el virus, voluntarios de la comunidad y personal profesional para apoyar y defender los derechos humanos de quienes padecen la enfermedad.

Entre los proyectos y programas que maneja Probidsida se encuentra la atención integral de las personas que viven con el síndrome, a quienes se le prestar orientación e información, además de asesoría legal, apoyo emocional y espiritual, referencias y visitas hospitalarias. Probidsida cuenta  con servicio de laboratorio médico, donde realizan diferentes pruebas incluyendo la del VIH.

“El 17 de mayo de 1999 es cuando la Caja del Seguro Social aprueba dar la terapia antiretroviral a los seropositivos. Empezaron con diez pacientes y llegaron a 300 en el mismo año”, dijo Quintero.

Lo primordial es el bienestar de la persona que vive con el virus, y a la fecha quince mil pacientes reciben los antiretrovirales en Panamá de manera gratuita. El Dr. Orlando Quintero aclaró que todas las personas tienen derecho a la vida, y quien esté infectado sin importar su condición o estatus migratorio puede recibir el tratamiento gratuito.

“Para obtener el tratamiento a través de los centros de salud de la  Caja del Seguro Social se debe estar asegurado, pero como el Ministerio de Salud debe dar  el tratamiento a los que lo necesitan, el Hospital Santo Tomás recibe a la población no asegurada, siempre y cuando lleve su diagnóstico y orden médica, la cual se puede obtener a través de Probidsida. Aquí no se discrimina, en cualquier condición la persona tiene el derecho de recibir atención médica. Siempre tienen la oportunidad de tratarse, solo deben ir a un médico para la referencia para el Hospital Santo Tomas en la parte de infectología y tienen que tratarlo”, aseguró Quintero.

Para las mujeres embarazadas la prueba del VIH es gratuita. El resto de la poblcación puede acceder a exámenes con un donativo muy bajo. Para mayor información pueden llamar a la línea 800-2525 o seguir en Facebook, Twitter e Instagram a @probidsida. La página web de la ONG es www.probidsida.org

Dr. Orlando Quintero, director de la ONG Probidsida. Foto: Mariana Suárez Sarcos

Comments

comments