El Ejército de Liberación Nacional se ha vuelto una amenaza inminente para los venezolanos. Recientemente estos paramilitares acabaron con la vida de nueve Guardias Nacionales Bolivarianos (GBN) y luego un grupo de estos fue capturado por las autoridades para ser procesados y llevados a la cárcel militar de Ramo Verde, en donde los presos que ahí residen sienten temor de los nuevos reos.

Los responsables del penal cambiaron de celda a los presos políticos para darle espacio a los seis presuntos guerrilleros. La periodista Maryorin Méndez detalló en su Twitter que los políticos fueron llevados a celdas en donde deben dormir en el suelo.

El temor latente de estos hombres es ser víctima de los paramilitares en la misma prisión, quienes pueden llegar a enfrentamientos armados con otros reclusos.

 

“Los presos políticos temen ser asesinados, ya que es política de los guerrilleros del ELN el dominio de su área, amenazas y extorsión a inocentes”, agregó.

Comments

comments