Las cúpulas del ejército y la policía de Perú respaldaron el lunes por la noche al presidente Martín Vizcarra después de ser destituido por el Congreso en medio de una pugna de poderes y que parlamentarios rebeldes nombraran en su lugar a la vicepresidenta, Mercedes Aráoz.

El respaldo tuvo lugar tarde en la noche después de que casi dos tercios de los legisladores del Congreso -dominado por la oposición- suspendieron temporalmente al centrista Vizcarra, en la peor crisis política del país en casi dos décadas.

La oficina de la presidencia publicó un mensaje en Twitter con una foto de Vizcarra sentado en una mesa con el jefe del comando conjunto de las Fuerzas Armadas y los comandantes generales del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea, y de la Policía, asegurando que el mandatario contaba con su respaldo.

La nota completa aquí 

Comments

comments