El secretario general del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá, Pedro Miguel González (d), habla junto al presidente de la agrupación política, Benicio Robinson (i), acompañados por un grupo de sus partidarios, durante una rueda de prensa, este lunes 12 de diciembre de 2016 en la Ciudad de Panamá (Panamá). Foto: EFE

El opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD) de Panamá reclamó este lunes al Gobierno que asuma una posición más “enérgica” y exija a EE.UU. que excluya a los diarios la Estrella y El Siglo de la Lista Clinton, y que ayude a preservarlos sin que sean vendidos.

En una rueda de prensa la directiva del PRD, una de las principales fuerzas de la oposición, consideró indignante que la Oficina de Control de Activos en el Extranjero del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC, por su sigla en inglés) acuse a los dos rotativos y a grupos empresariales panameños de lavado y blanqueo de capitales “sin que medie evidencia alguna”.

El Consejo Ejecutivo Nacional del PRD, liderado por su secretario general, Pedro Miguel Gonzáles, y su presidente, Benicio Robinson, exigió que el Estado panameño asuma una posición “enérgica y digna”, y exija a Estados Unidos “que cese esta agresión contra las empresas panameñas”.

El Estado panameño debe exigir también que “se excluya de manera inmediata a los diarios La Estrella de Panamá y El Siglo de la llamada Lista Clinton”.

“Es inadmisible que esos periódicos estén condenados a desaparecer el próximo mes de enero, afectando un importante factor en el pluralismo y la independencia de la opinión pública de Panamá”, resaltó el PRD.

Para el partido opositor el caso de los rotativos se trata de una “flagrante violación al Derecho Internacional, al debido proceso, y una medida administrativa unilateral de extraterritorialidad mediante la cual Estados Unidos viola nuestra soberanía y atenta contra los intereses legítimos de nuestro ordenamiento jurídico”.

El pasado 5 de mayo, el dueño del Grupo La Estrella y El Siglo ( GESE) y del Grupo Waked International S.A (WISA), Abdul Waked, uno de los empresarios más poderosos de Panamá, fue incluido por el Tesoro estadounidense en la denominada Lista Clinton y señalado de blanquear dinero procedente del narcotráfico.

Aunque Waked no tiene abierta ninguna investigación en Estados Unidos y la Fiscalía de Panamá sobreseyó el caso el pasado noviembre por falta de pruebas, la inclusión en dicha lista es una especie de muerte comercial, ya que impide que ciudadanos y empresas estadounidenses tengan relaciones comerciales con él y sus 68 empresas asociadas.

La OFAC otorgó a los diarios panameños y a otras empresas de Waked una licencia especial que les ha permitido mantener temporalmente sus actividades, pero que caduca el próximo 6 de enero.

La embajada de Estados Unidos en Panamá recomendó la semana pasada vender los rotativos, mientras que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, dijo que pedirá formalmente a EEUU que prorrogue la licencia especial de los diarios.

El secretario general del PRD, Pedro Miguel González, destacó en declaraciones a los periodistas que en el caso particular de los dos diarios, el PRD exige que el Gobierno “aplique todas sus capacidades en materia diplomática para lograr preservarlos sin exigirle a sus dueños que tengan que venderlos”.

En este sentido, González afirmó que la forma en que se ha referido a este tema de los periódicos el embajador estadounidense en Panamá, John Feely, “ha sido irrespetuosa”.

González consideró que el Gobierno debe actuar diplomáticamente “para que cese este acoso de carácter económico al país”, que ya, resaltó, “no solo es a este grupo de empresas” de WISA, sino que “está aunado a una serie de agresiones a lo largo de este año contra el sistema financiero del país”.

Comments

comments