Foto: Referencial/Runrunes

Unos 282 casos de difteria hubo en 2016 en toda Venezuela, según cifras extraoficiales de Epidemiología, esto ha despertado la preocupación por ser una enfermedad erradicada 24 años atrás, sin embargo en la actualidad no ha sido controlada

Este miércoles a las 2:00 pm, aproximadamente, murió en el Hospital Raúl Leoni de San Félix una niña de 6 años de edad con síntomas de difteria, informó un trabajador de ese centro de salud que pidió el anonimato. Desde el principio, el sistema de salud le ofreció a la pequeña pocas posibilidades para sobrevivir.

Con un cuadro de dificultad respiratoria, los padres la llevaron a un centro asistencial de Pariaguán, estado Anzoátegui, donde vive la familia. Ahí le dijeron que tenía asma, pero que no contaban con medicinas para tratarla. Se dirigieron entonces a El Tigre, donde tampoco tenían los insumos y fue referida al Hospital de Uyapar en Puerto Ordaz, estado Bolívar. Mientras estaba en el servicio de Emergencia la niña sufrió un paro cardiorresporatorio, los médico la reanimaron y cuando la iban a intubar se dieron cuenta de que tenía placas grisáceas en la laringe y la faringe, una de las características de la difteria.

Con el nuevo diagnóstico, la niña fue trasladada al Hospital Raúl Leoni donde permaneció en terapia intensiva. Aunque esta institución es el sitio pediátrico de referencia en la zona para la atención de los casos de difteria que han surgido desde octubre pasado, en este momento aún no cuenta con los medicamentos necesarios para hacer frente a la enfermedad.

“La niña estuvo muy grave. Lamentablemente no hay reactivos para hacer exámenes de sangre, el electrocardiógrafo está fallando y no hay antibióticos suficientes”, dijo la fuente del centro asistencial.

Según reseña El Nacional, en el Hospital Raúl Leoni desarrollaron un plan de acción para los pacientes con difteria: son ingresados en la Unidad de Terapia Intensiva donde los intuban y conectan a ventilación mecánica, y se les aplica penicilina, otros antibióticos como vancomicina y la antitoxina diftérica.

“En estos momentos solo hay penicilina y la antitoxina no se le puso completa a la niña. Solo le aplicaron 60.000 unidades de las 120.000 unidades que debería haber recibido”, relató el trabajador. Tampoco contaban con surfactante pulmonar, necesario para contrarrestar la dificultad respiratoria.

Tras resistir todas las condiciones adversas la niña murió de una miocarditis severa. Hasta el momento no hay confirmación del diagnóstico de difteria por parte del Instituto Nacional de Higiene.

El 29 de diciembre el Hospital Raúl Leoni recibió otro caso de difteria. Un niño de seis años que había recibido dos dosis de la vacuna pentavalente, que incluye la difteria, fue contagiado con la enfermedad. Sus síntomas fueron más leves. “Eso nos deja preguntas. Puede ser que con las fallas de electricidad que tenemos en el estado se interrumpa la cadena de frío de las vacunas almacenadas y hace que no tengan la misma calidad”. La fuente aseguró que la Dirección de Epidemiología de Bolívar estaba haciendo el análisis del caso.

Comments

comments