El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el jueves ante el Consejo Permanente de la OEA que se terminó el tiempo para el diálogo con Nicolás Maduro, cuyo régimen dijo está “moralmente en bancarrota” y reiteró el apoyo de su país al líder opositor y proclamado presidente interino, Juan Guaidó.

La reunión en la Organización de Estados Americanos que atiende a los recientes acontecimientos ocurridos en Venezuela comenzó a las 11:00 a.m. en la sede del organismo interamericano en Washington. La reunión fue solicitada por las delegaciones de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y EE.UU.

“Ha terminado la hora del debate. El régimen del antiguo presidente Nicolás Maduro es ilegítimo. Su régimen está en bancarrota moral. Es incompetente desde el punto de vista económico y es profundamente corrupto. En su fondo es totalmente no democrático”, dijo Pompeo.

Pompeo reiteró el apoyo a Guaidó y pidió a todos los estados miembros que se mantengan alineados en torno al derecho de Venezuela a la democracia y al cumplimiento de las normas del Estado de Derecho. A su vez, instó a los estados asistentes a actuar sobre la base de los principios básicos y decentes respecto a Venezuela.

Además dijo que EE.UU. está listo para entregar 20 millones de dólares en ayuda humanitaria para que Venezuela pueda salir de la crisis económica en que ha estado sumida.

“Hemos estado observando el sufrimiento de los venezolanos por demasiado tiempo. Sabemos que están bajo la tiranía del gobierno de Maduro por demasiado tiempo que ha estrangulado al país y a sus ciudadanos”, declaró Pompeo.

Pompeo también llamó al ejército y fuerzas de seguridad de Venezuela a seguir protegiendo a todos los ciudadanos venezolanos, así como a los estadounidenses y a otros extranjeros.

La intervención de Pompeo en la OEA el jueves sigue al reconocimiento del presidente estadounidense Donald Trump a la nueva presidencia interina en Venezuela a cargo de Guaidó, y al respaldo de la mayoría de países de la región y otras naciones del mundo a lo acontecido en el país en aras de restablecer la democracia.

La representante de Nicolás Maduro en el Consejo Permanente de la OEA fue la primera en hablar comienzo de la reunión. La diplomática dijo que se había producido “un golpe de Estado por un grupo de países que ahora pretenden justificarlo”. “Esta sesión es un atropello a la Carta de la OEA”, enfatizó.

“El títere que tienen en Caracas, desconoce al jefe de Estado, desconoce al Tribunal Supremo de Justicia, desconoce al Consejo Nacional Electoral, desconoce al Fiscal General, desconoce al defensor del pueblo y desconoce al contralor general”, dijo la representante de Maduro. “Pero sí reconoce al poder de EE.UU.”, comentó.

Gobiernos de países como México, Bolivia, Nicaragua, Uruguay, Surinam y Antigua y Barbudas reiteraron su posición en contra de acciones respecto a la la declaración de ilegitimidad de Maduro. México pidió previamente un diálogo que resuelva la crisis.

“Nicaragua quiere reiterar nuevamente que el reconocimiento de gobiernos es una facultad soberana y exclusiva de cada Estado en el ejercicio de su soberanía y no existe ningún sustento en la Carta de la OEA y bajo ningún concepto tienen esa facultad (…) Cualquier ejercicio en esa dirección es nula y no tiene ninguna vida jurídica, no es vinculante, ni produce ningún efecto sobre estados miembros de esta organización”, dijo el diplomático de Nicaragua.

Almagro: “El gobierno ilegítimo, usurpador debe irse”

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, llamó el jueves a apoyar la restauración de la democracia en Venezuela, y a no respaldar la “usurpación” de Maduro.

Comments

comments