Jorge Luis Pinto, entrenador de la selección de Honduras. EFE/Archivo

El colombiano Jorge Luis Pinto, seleccionador de Honduras, ofreció disculpas hoy por la discusión que protagonizó con su compatriota y director de Panamá, Hernán Darío “Bolillo” Gómez, al calor del partido disputado anoche por ambos equipos en la Copa Centroamericana.

“Siento lo sucedido anoche, el ambiente del fútbol genera diversas emociones, mi respeto y cariño siempre para todas las personas del fútbol”, dijo Pinto en su cuenta de Twitter, luego de que en la discusión con Gómez, según este último, acusara a Panamá de haber “comprado” a un árbitro para perjudicar a Honduras en un partido eliminatorio de la Concacaf rumbo a Rusia 2018.

Gómez, en declaraciones al canal local TVN, aclaró que no ha conversado sobre el asunto con Pinto y que no ha pensado hacerlo.

“No, yo no, porque no puedo permitir que en mi casa, con los panameños, con mi selección, vengan a decir que somos ladrones y que le hemos robado el partido en Honduras, eso no lo puedo permitir”, afirmó el “Bolillo”.

Pinto y Gómez empezaron a tener roces durante el desarrollo del partido que ganó el equipo catracho por un gol, y al finalizar volvieron a encararse pero esta vez con empujones y el cruce de imprecaciones de grueso calibre, algunas de estas del técnico de Panamá.

 

El seleccionador de Honduras no quiso referirse al incidente en la rueda de prensa de ayer en el Estadio Rommel Fernández, pero sí lo hizo el estratega de Panamá.

“Bolillo” Gómez explicó que todo comenzó cuando él le inquirió acerca de por qué “presionaba tanto” al árbitro del partido, el estadounidense Javier Marrufo, objeto también de discordia por un polémico penalti que al final significó la victoria de Honduras por 0-1.

Pinto, siempre según la versión dada por Gómez a los periodistas, le respondió que lo hacía para que no se volviera a repetir lo que ocurrió en el partido de la eliminatoria hacia Rusia 2018 en el que Honduras perdió en casa ante Panamá por 0-1 en razón supuestamente de que el árbitro se vendió.

En el calor de la discusión que siguió al terminar el partido, Pinto, aseguró Gómez, le soltó una acusación “bien seria” acerca de que Panamá supuestamente “compró al árbitro cubano” Yadiel Martínez para que pitara a favor del equipo canalero que le ganó a Honduras en noviembre pasado en el hexagonal final eliminatorio de la Concacaf.

Para el técnico de Panamá “esa es una acusación muy seria que (Pinto) tiene que probar”.

“Puso (Pinto) un Twitter pidiendo excusas. Pues yo no sé si pedir excusas, pueda que pida excusas porque (el incidente) se vio en el espectáculo, pero por qué voy a pedir excusas si estoy defendiendo mi selección y el país y los panameños”, expreso Gómez.

Opinó en ese sentido que el Twitter “es bueno para ofender, para esconderse, para tratar mal a la gente, hasta para ahora pedir perdón”.

En cuanto a la actuación de Panamá en XIV Copa Centroamericana de la Uncaf, el “Bolillo” dijo que ya el equipo “perdió la ilusión del título” pero tiene que clasificar y ganar un boleto para la Copa Oro, y además, resaltó, “está intacta” para las eliminatorias de la Concacaf para el Mundial Rusia 2018.

“Hemos hecho un trabajo importante que vamos sumando, algún día va a quedar campeón de la Copa Uncaf, pero el trabajo ha sido muy bueno para lo que viene de la eliminatoria”.

Panamá solo ha ganado en una ocasión la Copa Centromericana y fue en 2009 con el técnico panameño de origen británico Gary Stempel, en tanto que Honduras tiene 3 y con solo empatar con Costa Rica en su encuentro del próximo viernes puede sumar su cuarto título.

Honduras marcha primero en el torneo con 9 puntos de 15 posibles; Costa Rica segundo con 5 puntos; seguido de Panamá con 4 unidades; El Salvador con 4; Nicaragua con 1 punto; y Belice de sexto con una unidad.

El torneo de la Uncaf clasifica a los cuatro primeros a la Copa de Oro y al quinto a una repesca con Haití para el mismo torneo de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).

Comments

comments