Luis Vicente León de Datanálisis y Gustavo Manrique Salas de la empresa organizadora, fueron los encargados de presentar los resultados

 

En el marco de la celebración de los 20 años de Stratego, la empresa presentó el informe, Panamá: Reputación país, liderazgo integrador para el desarrollo nacional, que fue presentado por Luis Vicente León, presidente de Datanálisis y Gustavo Manrique Salas, socio director de la compañía de comunicación.

“Hemos hecho una serie de tres estudios, tantos cualitativos como cuantitativos en la opinión pública panameña, básicamente para entender cómo visualizan su país. Cómo el propio panameño está viendo a la sociedad y cuáles son los retos para colocar a Panamá en una senda de desarrollo”, explicó León a EV PANAMÁ.

El economista sostuvo que en el plano económico, el panameño siente que el país no está donde debería estar y cuando lo comparan con el pasado siente que ha habido un deterioro importante.

“Lo vinculan a varios elementos. El primero de ellos, más allá de la coyuntura política, es que entienden que no hay un plan de desarrollo a largo plazo que garantice que la población empuje hacia un mismo lado.

Otro punto, que pienso que habla muy bien de la sociedad panameña, es el reconocimiento de la educación como problema fundamental. El panameño siente que la educación es del siglo 19 y no se ha adaptado a lo que requiere la globalización. Es una inmensa tarea pendiente”, sostuvo León.

La corrupción y la ineficiencia de las instituciones es otro problema que preocupa a la sociedad panameña. “Si bien el panameño está muy orgulloso de su país, de su cultura, de sus diversas razas, sí siente que la corrupción ha mermado muchísimo su capacidad de acción”, explicó.

León detalló que ese sentimiento parte, básicamente, de un vacío de liderazgo. “Están buscando a un líder, no importa el género, que sea maduro (46 años o más), preparado, educado y que los represente. No están esperando un populista y dicharachero. Alguien que tome en serio el reto del futuro y que una a la sociedad para un mismo fin”, concluyó.

Avanzando

Gustavo Manrique Salas habló sobre los retos reputacionales de Panamá y destacó que el país, en los dos últimos años, ha caído en varios indicadores clave.

“De acuerdo a un estudio del Reputation Institute, Panamá ha tenido bajas en las variables país respetado internacionalmente, entorno político e institucional y país ético y transparente. En otros rankings como Doing  Business o el Índice de Competitividad, también ha bajado”, detalló.

Sin embargo, desde su punto de vista, el Istmo cuenta con todas las capacidades, recursos y talento para revertir esta tendencia.

Monique de Saint Malo Eleta, gerente general de Stratego, agregó que “la reputación es un activo fundamental para el desarrollo empresarial y de los países, ya que genera comportamientos favorables de los grupos de interés en el caso de las empresas y de los observadores internacionales”.

 

¿Y Venezuela?

Luis Vicente León opinó que en Venezuela se está viviendo la peor crisis en un país fuera de una guerra.

“La palabra que marca principalmente al país es hiperinflación, a pesar de que todo el mundo habla del tema político. Ahora bien, si vemos al fenómeno hiperinflacionario en su historia es imposible que un país se mantenga bajo ese panorama.

Todos los 57 casos de hiperinflación que se han dado en el mundo han terminado con un proceso de apertura, claro, ocurren en un tiempo promedio de dos años y Venezuela apenas está cumpliendo un año. Digamos que apenas vamos a mitad de camino para que el gobierno, de una manera u otra, tenga que tomar decisiones”.

Sobre un posible desenlace cercano en el tema político, León opinó que es “mucha más factible la implosión del gobierno a que la oposición ejerza una presión a Maduro. La oposición no representa una amenaza creíble porque está dividida, fracturada y con líderes divorciados del soporte popular y además no tiene un plan claro de cómo presionar los cambios en Venezuela”, cerró.

Comments

comments