Foto: Cortesía.

Un estudio del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard destacó las bondades económicas del Istmo e hizo un llamado a seguir trabajando

Panamá puede considerarse, fácilmente, un país privilegiado en muchos aspectos. Actualmente su economía es líder en la región, con 5.8 % de crecimiento (2017) según el Banco Mundial y una de las más estables en el mundo, duplicando su ingreso per cápita entre 2004 y 2014, como reseña un informe del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard.

El estudio de la prestigiosa universidad fue auspiciado por el Banco Interamericano de Desarrollo, que buscaba, entre otras cosas, hacer un diagnóstico del crecimiento de Panamá. El documento fue desarrollado por Ricardo Hausmann, Luis Espinoza y Miguel Ángel Santos. El grupo de expertos aseguró que el Istmo ha progresado, en gran parte, por las actividades que se han generado en torno al Canal de Panamá.

“Gracias a una vibrante red exportadora de servicios, logística y servicios financieros. Todo eso ha forjado una gran fuente de divisas que han derivado en grandes proyectos de construcción”, explicó Santos a EV Panamá.

Ambiente favorable

A la par de los grandes proyectos privados, Panamá ha desarrollado ambiciosas obras públicas, como la Ampliación del Canal, inaugurada el 26 de junio de 2016, la línea uno del metro (ya está en construcción la número dos) y otra sumamente importante como la expansión del Aeropuerto Internacional de Tocumen, conocido como el Hub de las Américas.

Este boom se ha dado porque el país cuenta con un ambiente favorable para los negocios, gracias a la estabilidad económica, beneficios fiscales y seguridad personal, según detalla el informe de Harvard, que agrega que más de 110 empresas multinacionales se han visto atraídas por estos factores.

A pesar de todo este extraordinario crecimiento, el estudio especializado hace un llamado al país para tener en cuenta varios factores clave, entre ellos que la economía está experimentando una desaceleración importante, aunque esto no signifique algo totalmente negativo.

“Puede indicar la convergencia hacia un estado de tasa moderada de crecimiento luego de un período tan prolongado de aceleración”, reza el escrito, añadiendo que también puede ser un indicio de que algunos pilares del crecimiento estén cediendo.

Alternativas varias

Miguel Ángel Santos explicó que esto es un aviso de que el país debe buscar alternativas más allá de la construcción. Sostiene que hay que diversificarse para tener mayores capacidades productivas.

“Para el informe nosotros estudiamos todas las provincias y por ejemplo, Chiriquí, pudiera ser un hub de materiales de construcción y este es un país que importa mucha materia prima. En Darién, como hay tierra muy fértil, se puede aprovechar el tema de alimentos procesados. Colón debe renovarse y ser una zona especial de nuevo”, explicó.

Para el experto, la diversificación de los motores de crecimiento dependerá mucho del tema educación y mano de obra calificada, destacando que el país ha implementado muchas restricciones al libre flujo de talento inmigrante.

“Todas estas prácticas, presuntamente dirigidas a la protección de los trabajadores panameños, están impidiendo que el país desarrolle la base de habilidades que necesita para seguir diversificando su economía y crecer sostenidamente”, cerró.

En cifras

    • Tasa compuesta anual entre 1990-2014: 4.1 % (Es más alta que el 3.6 % de Chile y República Dominicana)

 

  • Promedio de crecimiento en la última década (2005-2015)

 

Panamá: 6.2 %
Uruguay: 5.0 %
Perú: 4.7 %

Fuente: Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard.

Principales motores del crecimiento de Panamá (2010-2015)

  • Construcción
  • Comercio al detal y al mayor
  • Transporte y comunicación
  • Estos sectores representan 57 % del crecimiento registrado en la década (2005-2015)

Fuente: Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard.

Comments

comments