Neopanamax panameño abre tránsitos regulares por el Canal de Panamá ampliado. Foto: EFE.

Panamá mejoró ocho puntos en competitividad pero su meta es estar entre los 35 primeros países en ese ránking internacional, para lo cual la lucha contra la corrupción es “clave”, reconoció hoy una fuente oficial.

El secretario de Competitividad y Logística del Gobierno panameño, Miguel Esbri, explicó a Efe que los avances que ha logrado el Ejecutivo en la medición internacional de competitividad 2016-2017 ubican al país en la posición 42, mejorando ocho escaños respecto de 2015, y en el segundo lugar en Latinoamérica, detrás de Chile (33).

“Pero la meta es estar entre los 35 primeros del mundo y para eso hay que seguir haciendo las tareas, entre ellas la de elevar la institucionalidad”, que es la que incluye la lucha contra la corrupción, en lo que “todavía hay mucho por hacer”.

“Estamos en una posición lejana de ser satisfactoria, un poquito mejor, pero no está en los niveles de los países más competitivos del mundo”, acotó Esbri.

Argumentó que, respecto de años anteriores, “se ha notado que el Gobierno ha estado haciendo su tarea de diferenciación de las instituciones y separación de poderes, pero estamos muy lejos de conseguir esa posición que tienen las economías más competitivas como las europeas, norteamericanas o asiáticas”.

“En ese sentido, las reformas que está haciendo el Gobierno van a dar sus frutos, pero eso es poco a poco, no vamos a cambiar esto de un año a otro, se están haciendo buenas decisiones, y por eso el informe lo ha reflejado, pero todavía estamos lejos de estar entre las 35 economías con una institucionalidad mucho más fuerte y separación de poderes”, anotó.

Esbri dijo que Panamá se ubicó “entre los 60 a 80 países”, pero “una posición entre 35 y 40 estaríamos muy bien situados, donde está Chile, que aparece en la posición 35 en institucionalidad”.

Consideró que la próxima visita que hará la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que examinará la transparencia y cooperación de Panamá en el combate al blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, servirá porque analizará la situación “y dará unas recomendaciones” al respecto.

Panamá “está haciendo caso y poniendo en práctica esas recomendaciones de la OCDE porque ese es el lugar donde tiene que estar”.

Por otro lado, Esbri insistió en que otro factor que permitirá mejorar al país es “invertir en educación”, específicamente en los niveles secundario y superior, “porque ya alcanzamos el 98 % en cobertura de educación primaria”, que mejoró de la posición 82 en 2015 a la 67 en 2016, pero debe trabajarse en contenidos.

En contraste, la educación superior retrocedió de la posición 77 en 2015 a la 86 en 2016, y la disponibilidad de ingenieros y científicos mejoró al pasar del escaño 77 el año pasado al 68 en 2016.

“Panamá es el país mejor conectado, quinto en lo portuario y sexto en lo aéreo, es el cuarto en ahorro nacional bruto y décimo en atracción de inversión extranjera y quinto en tecnología”, apuntó.

El funcionario refirió que en el primer semestre de este año su país recibió 3.018,9 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED), 6,5 % más que en el mismo periodo de 2015, lo que lo convierte en el primer país de Centroamérica en este aspecto.

Comments

comments