El conjunto de edificios ha estado en desarrollo desde el 2007 y hoy en día es un dinámico centro de operaciones para firmas multinacionales, sedes globales y regionales, y operaciones locales y emprendedoras. Foto: Cortesía.

Panamá Pacífico mantiene su liderazgo en el movimiento global de edificios verdes, gracias a la construcción de su primera edificación con certificación LEED Gold; el edificio de oficinas 3855, una construcción próxima a más de 10 servicios básicos, dentro de un radio de 800 metros, en la que se utilizan paneles fotovoltaicos, los cuales suministrarán un 5% de la energía requerida, instalación de vidrios de alta eficiencia y de paredes con aislamiento para reducir la ganancia de calor, luminarias LED y un sistema de aire acondicionado de alta tecnología. Se estima que por medio de éstas y otras medidas de sostenibilidad se ahorre hasta un 25.5% de energía con base en normas internacionales.

Según ha indicado el Sr. Henry Kardonski, gerente general de Panamá Pacífico, se ha apostado por la sostenibilidad y la eficiencia energética. “Con esta certificación damos fe a nuestros clientes de que este trabajo se ha hecho bajo los más altos estándares de calidad y utilizando la tecnología de una manera eficiente.”

“Nuestro principal objetivo es aportar a la reducción del impacto ambiental, una buena forma de iniciar es adoptando buenas prácticas en beneficio de la sostenibilidad, desde procurar un menor consumo energético y un uso moderado del agua potable, hasta la reutilización de materiales y un buen uso de los desechos. Estas y otras acciones no solo mejorarán la calidad del ambiente de trabajo para todos los colaboradores, también será un gran aporte para nuestro medio ambiente”, puntualizó Kardonski.

Panamá Pacífico es una de las áreas escogidas por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) para implementar acciones de sostenibilidad. Y precisamente, una de las características de sostenibilidad del edificio LEED Gold, incluye el uso de accesorios de baño de alta eficiencia, con lo cual se estima la reducción del 45% del consumo de agua potable y un 75% de reducción de consumo de agua potable para el riego de jardines, gracias al aprovechamiento del agua condensada de los aires acondicionados.

Reutilización de recursos

De los materiales utilizados para la construcción de este edificio, destaca el acero con un 80% de contenido reciclado. En cuanto a los desechos, 78% de estos fueron desviados de los rellenos sanitarios por medio de un programa de reciclaje y reutilización de residuos de construcción.

Innovación en diseño

El diseño arquitectónico, desarrollado por la firma de arquitectos Wakefield Beasley & Associates, fue hecho pensando en que el 100% de las áreas destinadas a oficinas tuvieran vista al exterior y abundante luz natural.

Las innovaciones en el diseño del edificio 3855, ubicado en Panamá Pacífico incluyen un cumplimiento excepcional en los créditos de reducción de uso de agua, uso de materiales regionales, espacios abiertos y vistas al exterior. Además, se trabajó en un plan de educación para los visitantes del edificio.

De igual forma, el edificio tiene acceso a más de 10 servicios básicos, entre los cuales están farmacias, tiendas de conveniencia, bancos, atención médica, estación de gasolina, escuelas, líneas de transporte colectivo internas y externas, estacionamientos tanto para bicicletas como para autos eficientes, entre otros.

Uno de los puntos más importantes para el desarrollo exitoso del proyecto fue la adopción del proceso integrativo de proyectos en el cual el equipo de proyecto se conformó desde etapas tempranas de diseño y hubo participación activa de todos los miembros (propietarios, project managers, diseñadores, contratistas y consultores) desde etapas tempranas del proyecto. Logrando que el proceso fluyera de forma fácil y se redujeran las órdenes de cambio, logrando un proyecto exitoso en todas las etapas.

Para más información visite www.panamapacifico.com.

Comments

comments