El estadio Rod Carew de Ciudad de Panamá es un excelente escenario para acoger la Serie del Caribe. Foto: Cortesía.

Cuando cerraba esta edición, el jueves 1 de febrero, me comuniqué con el presidente de la Liga Profesional de Béisbol de Panamá, el periodista David Salayandía, quien horas más tarde de ese mismo día viajaría a Jalisco, México, donde se iba a jugar desde el viernes 2 la Serie del Caribe 2018, aún sin representante canalero.

Durante el clásico caribeño Salayandía obtendría una respuesta del regreso o no de Panamá a este torneo de béisbol, que si bien ha perdido mucho prestigio, sigue siendo vitrina para equipos y jugadores.

Les prometo que cualquiera sea el caso, la entrada o no de Panamá a la Serie del Caribe 2019, en nuestra próxima entrega vamos a tener todos los detalles.

Esperemos que Panamá logre el cometido y regrese a la acción. Me consta el trabajo que está haciendo Salayandía al frente del béisbol profesional istmeño que si bien presenta detalles, y muchos, se está avanzando.

Poco a poco

Pero no es momento de hablar de las cosas negativas, mejor digamos que la liga va ganando en talento, en proyección en los medios y la participación de divisas con capital venezolano y dominicano, tal como pasó en la edición anterior, puede resultar clave.

Lo importante es que año a año se sumen novedades importantes para que el béisbol profesional de Panamá siga avanzando. Que los jugadores panameños que juegan en Grandes Ligas o Ligas Menores vuelvan a los terrenos también será determinante.

Ahora bien, el país como tal lo veo muy bien preparado para recibir una Serie del Caribe. Capacidad hotelera de primer nivel, seguridad ciudadana y un buen estadio con contados detalles, como una lona de protección del terreno en regular estado por no decir inservible.

En realidad son cosas mínimas comparadas con el caso Venezuela, país que debió organizar la edición 2018 y tuvo que entregarla a México por múltiples problemas de divisas fundamentalmente.

Venezuela, específicamente en Barquisimeto, tiene la opción para 2019, pero sinceramente no creo que eso vaya a pasar tampoco. En el país, así como están las cosas en estos momentos, resulta cuesta arriba armar este tipo de espectáculos.

Ya incluso, tal cual lo confirmó Humberto Oropeza, presidente de Cardenales de Lara al programa El Infield que transmite Deportes Unión Radio, han llegado propuestas claras de empresarios de las ciudades de Miami y Orlando para que la sede sea trasladada a Estados Unidos.

Amanecerá y veremos…

Comments

comments