Foto: Presidencia.gob.pa

Con el objetivo de combatir con mano firme la delincuencia organizada en los  puntos más sensitivos del país, el presidente Juan Carlos Varela desplegó en las calles este viernes a la Fuerza de Tarea Conjunta-Águila, equipo élite que se encargará de reforzar la seguridad.

Este equipo selecto de hombres y mujeres de los estamentos de seguridad de la Fuerza Pública estará conformado por 300 unidades, que enfocarán acciones en sitios específicos de Panamá y Colón.

El contingente de la FTC-Águila lo componen agentes del Ministerio de Seguridad Pública, la Policía Nacional, el Servicio Nacional Aeronaval (SENAN), el Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT), el Servicio de Protección Institucional (SPI) y el Servicio Nacional de Migración. Las dos compañías de la FTC-Águila llevarán los nombres de Nelson Guerra y Julio Guzmán, oficiales que cayeron recientemente en el cumplimiento del deber.

El Jefe de Estado manifestó que se han registrado avances en materia de seguridad como la reducción de los homicidios en un 31.7%, de 568 en 2014 a 388 en 2016 (180 homicidios menos), femicidios en 60%, de 40 en 2014 a 16 en 2016 (24 menos), el desmantelamiento de más de 15 redes de trata de personas y rescatar cientos de víctimas de este flagelo, reducción de los robos en 32.8%, de 3,346 en 2014 a 2,250 en 2016. (1,096 menos) y hurtos en 51.5%, de 4,878 en 2014 a 2,367 en 2016 (2,511 menos), pero aún enfrentamos grandes desafíos.

Reiteró que el aumento de la producción de droga en Colombia y su comercialización hacia norteamérica genera en los barrios de nuestro país enfrentamientos entre pandillas rivales que se disputan el control territorial de la droga para transportarla a los principales mercados de consumo.

Varela afirmó se continuará aumentando la presencia de la fuerza pública en las calles y a todos los que insistan en el camino de la delincuencia “los vamos a capturar”.

El Gobierno de la República busca poner a órdenes de las autoridades competentes a los delincuentes comunes y más buscados, minimizando el accionar delincuencial y eliminar sus actividades ilícitas.

Igualmente,  evitar el control local de las pandillas al recuperar progresivamente los espacios públicos, bloqueando su influencia territorial en barrios, comunidades, y garantizar a la ciudadanía la convivencia pacífica.

El Presidente hizo un llamado a todos los panameños a cerrar filas en contra de los antivalores, la violencia y la delincuencia que amenazan nuestra sociedad.

“Esta es una gran tarea que requiere el compromiso de todos: de los padres que deben cuidar de sus hijos, de los maestros que son responsables de educar a nuestros jóvenes; de los ciudadanos que deben respetarse entre sí, respetar las leyes y colaborar con las autoridades; de los servidores públicos que tenemos que ser leales al Estado y defender los intereses de la nación panameña en todo momento; y de los medios de comunicación que tienen el poder de informar y concientizar a la población, a las presentes y a las futuras generaciones”, indicó.

Varela invitó a la población  a trabajar juntos en la construcción de un país seguro y libre de violencia, donde prevalezca siempre la convivencia pacífica, con respeto y tolerancia.

Con información de la Presidencia de Panamá.

Comments

comments