“Exhorto a todos en Panamá a que se vacunen para que podamos salir adelante”, dijo a Efe Maribel Beitia, una panameña de 59 años que recibió este miércoles la dosis de refuerzo del preparado contra la covid-19 en un centro de vacunación de El Chorrillo, una populosa barriada de la capital del país.

Este miércoles comenzó en Panamá la administración de una dosis de refuerzo a la población general mayor de 18 años que haya completado el esquema de vacunación (dos inyecciones) de Pfizer y AstraZeneca, los únicos proveedores de este país de 4,28 millones de habitantes.

Este refuerzo, que ya estaban recibiendo las personas de más de 55 años de edad y aquellos con enfermedades crónicas, se está colocando a los mayores de 18 años que haya recibido hace al menos seis meses la segunda dosis anticovid.

Panamá comenzó a vacunar contra la covid-19 el pasado 20 de enero y ya el 79,2 % de la población objetivo, es decir, los mayores de 12 años, ha recibido las dos dosis, mientras que el 89,4 % cuenta con una.

Las defensas genera la vacuna van “bajando” después de seis meses de colocada la segunda dosis y la de refuerzo provee “mayor protección” a los individuos y “por ende menos contagios” en la comunidad, afirmó en declaraciones a Efe el director del Centro de Salud de El Chorrillo, el doctor Max Pinzón.

En este centro de salud, situado en una de las comunidades más populosas de la capital, no había la mañana de este viernes filas para recibir la vacuna.

“La vacuna no evita que te enfermes, (logra) mayor depuración viral, el período de la enfermedad es más rápido, evita que seas hospitalizado o que llegues a cuidados intensivos, esa es el objetivo de la vacuna”, recalcó Pinzón al exhortar a la población a seguir manteniendo las medidas de bioseguridad.

Comments

comments