El hecho de que no jugara Panamá el 14 de junio, cuando arrancó el Mundial con victoria 5-0 del anfitrión Rusia vs Arabia Saudita, no impidió que los fanáticos panameños comenzaran a vivir la fiebre de la Copa del Mundo, primera con “La Sele” como equipo participante.

“La emoción es algo indescriptible. Siempre ilusiona que arranque un Mundial de Fútbol, pero ahora con Panamá es otra cosa muy diferente”, celebró Alberto Díaz, fanático de la selección que se acercó al Estadio Altaplaza, ubicado en el segundo nivel del centro comercial.

Panamá, que debuta ante Bélgica, está inmersa en el grupo G, juntos a los belgas, Inglaterra y Túnez. Los dirigidos por el colombiano Hernán Darío Gómez, tienen a todo un país soñando.

“Es algo que siempre soñé y ahora lo estoy viviendo. Mi selección, mis colores, en un Mundial. Pase lo que pase, con mi selección hasta donde sea”, dijo Mónica Sierra, hincha de Panamá.

El Estadio de Altaplaza, con pantalla gigante y narración en vivo de los partidos, estará habilitado durante todo el Mundial y contará con diversos juegos, actividades mundialistas, comida, bebidas y muchas atracciones para todos.

La entrada general tiene un costo de cuatro dólares y estará abierto todos los días desde las 7:00 am.

 

Comments

comments