La preparación de los estudiantes y el intercambio de conocimientos con profesionales de otros países son la clave para que el país avance

 

La Revolución Industrial 4.0 está a la vuelta de la esquina. La era de las fábricas inteligentes que cambiará el mundo del empleo por completo y afectará a industrias en todo el planeta, comenzará más pronto que tarde, y Panamá comienza a prepararse.

“La tecnología está acelerando muy rápido. Ese cambio está molestando a muchas personas, pero es inevitable, el cambio llegó”, dijo Jared Weiner, conferencista y futurista internacional, quien estuvo invitado en la Conferencia Anual de Empresarios organizada por la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE).

También llamada Industria 4.0, esta revolución es una continuación de otros tres procesos transformadores. “El primero marcó el paso de la producción manual a la mecanizada, la segunda trajo la electricidad y la manufactura en masa, mientras que la tercera las telecomunicaciones y tecnología de la información”, explicó Weiner en su charla magistral.

La Cuarta Revolución Industrial trae consigo una marcada tendencia a la automatización total de la manufactura para llevar a la producción de las industrias a una total independencia de la mano de obra humana, según explicó el experto. “Veremos una fábrica totalmente inteligente”, agregó.

¿Está preparado Panamá?

“Dedicamos CADE 2017 a la Industria 4.0 para que sirva como ventana a todos los empresarios, para que entendieran qué es lo que viene. Muchos ni siquiera conocen el concepto de Revolución Industrial”, dijo Juan Gabriel González, presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE).

González agregó que el país ya está trabajando al respecto. “Somos sede de empresas multinacionales, proyecto Panamá Pacífico y la Ciudad del Saber, que es un centro de ebullición de pensamiento y tecnología, esos son tres buenos ejemplos”, explicó.

Víctor Sánchez, Director de Innovación Empresarial de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SENACYT), explicó que existen amenazas reales a la competitividad panameña por falta de innovación en el país, sin embargo se está trabajando en un plan estratégico para que se vean cambios a largo plazo.

“Panamá tiene grandes ventajas, entre ellas el movimiento de personal de varias nacionalidades, aunque el tema migratorio debe ser tratado de mejor manera. Sin embargo, sufrimos de lo que sufre casi toda Latinoamérica, no nos ponemos a pensar en lo de nosotros y por el contrario pensamos en lo que hacen en Estados Unidos y en Europa. Vemos lo que viene para reaccionar y prepararnos, cuando debemos nosotros picar adelante y crear lo que viene”, sostuvo Sánchez.

Un futuro mejor

Según el índice del último Informe Global de Competitividad 2016-2017, del Foro Económico Mundial, Panamá es el segundo país más competitivo de América Latina, en el puesto 42 del mundo. Sólo Chile, en el 33, está por encima.

“Es que no estamos mal”, dijo Sánchez. “Pero hay que sentar bases importantes. La educación, la preparación de nuestros estudiantes y el intercambio de conocimientos con profesionales de otros países será clave”.

Miguel Ángel Esbrí, secretario del Consejo de Competitividad y Logística de la presidencia de Panamá, destacó que el Gobierno trabaja sobre una estrategia gubernamental de competitividad que se basa en lo que han solicitado los empresarios y lo que manifiestan los indicadores internacionales.

“El futuro llegó. Si no comenzamos a inmiscuirnos, dejaremos de ser competitivos”, cerró Juan Gabriel González.

¿Qué trae la Industria 4.0?

La Revolución Industrial 4.0 busca transformar los sectores de energía y fabricación utilizando:

  • Fabricación digital (impresión 3D)
  • Cloud Computing
  • Internet de las cosas
  • Robótica avanzada y la inteligencia artificial
  • Sistemas ciberfísicos
  • Big Data
  • Hiperconectividad
  • Sistema de Ejecución de Manufactura
  • Sensores sofisticados

Fuente: CADE 2017.

 

Ventajas de la Industria 4.0

  • Mejora la logística, la gestión de mercancías y los inventarios.
  • Mejora las operaciones reduciendo costos y aumentando la calidad de los procesos.
  • Control más eficiente de los pedidos, almacén y distribución.
  • Mejora el mercadeo y el servicio post-venta.

Fuente: CADE 2017

 

En cifras

  • 85 % de los empresarios cree que las innovaciones de los sistemas serán beneficiosas.
  • 64 % está dispuesto a asumir los riesgos de la innovación.
  • 17 % teme por el impacto negativo en los trabajadores.

Fuente: Barómetro Global (23 países) de Innovación 2016.

Comments

comments