El director de Estrategia y consultor de la firma Deloitte, Diego Eleta. EFE/Archivo

Panamá es el primero entre los países centroamericanos que asimila las nuevas tecnologías, aunque con un atraso de cuatro años, informó este martes un experto de Deloitte quien presentó las proyecciones globales de la firma para 2017.

El empresario Diego Eleta, del área de Estrategia de Operaciones y Tecnología de la firma Deloitte, detalló los resultados de la investigación anual de Tendencias y Tecnología de la firma, fundada en 1845 en Londres.

El ejecutivo enumeró diez tendencias predominantes: seguridad biométrica, ataque de denegación de servicio, carros autoconducidos, la red 5G, aprendizaje artificial móvil y acceso de la navegación digital a los grandes interiores.

También la recuperación de la publicidad televisiva, la saturación del mercado de tabletas, el retorno del disco de vinilo y Tecnología de la Información (IT) como servicio.

Aunque las cifras y porcentajes corresponden a latitudes como Reino Unido o Estados Unidos y tras reconocer que “no hay cifras” sobre lo mismo en Centroamérica, el experto indicó que Panamá es uno de los más adelantados en adquirirlas, “con unos cuatro años de atraso” por su conectividad y poder adquisitivo, aunque mucho más rápido que sus vecinos.

De acuerdo con el estudio de Deloitte, este año más de 1.000 millones de personas usarán la seguridad biométrica en sus aparatos electrónicos, como los móviles, mediante el uso de la huella dactilar o la lectura del iris, “y se calcula que se darán diez trillones de verificaciones” de identidad en este lapso.

También se usa en el acceso a edificios, como alternativa al pin en los cajeros automáticos, en el uso de la cédula de identificación digital -sobre lo que dijo hay avances en Panamá- o para el pago de impuestos en línea.

Una tendencia negativa será “los ataques de denegación de servicio”, cuya magnitud alcanzará un terabite por segundo por mes, que especialmente se enfoca contra la banca y, “por el tamaño de ataque promedio”, de 1,25 a 1,5 gigabites por segundo, “es suficiente para tumbar el sitio de una empresa”.

El crecimiento del internet de las cosas complica el asunto porque equipos como neveras y aires acondicionados que estén conectados a la red tienen un software que no se puede cambiar o actualizar, “porque no son configurables” como ocurre con los móviles, lo cual es una vulnerabilidad.

Eleta señaló que ahora cualquier persona puede bajar de internet un tutorial que lo convierta en un pirata informático.

Por otro lado, dijo que se calcula que para 2022 al menos la sexta parte de los automóviles que circulen en el mundo será eléctricos (en Panamá solo hay 7), lo que ayudará, por su alta tecnología, a reducir la gravedad de los accidentes al bajar la energía de impacto en un 80 % cuando sean frontales y 40 % en los choques traseros.

Además, adelantó que la tecnología 5G está en preparación para aumentar 32 veces la velocidad con la agregación de múltiples redes, sumado al menor consumo de energía y de demora en la trasmisión de datos.

Deloitte “predice que a partir de 2022 por lo menos una cuarta parte de todos los usos humanos y de máquinas de navegación digital de precisión incluirán una pata de interiores o será un recorrido completamente en interiores”, algo que solo tiene este año el 5 % de los móviles.

Eleta dijo que esto significa que actualmente el acceso de la señal se interrumpe en los recintos interiores y que esa barrera comenzará a levantarse empezando en los centros comerciales y se extenderá, pero se debe tener en cuenta la privacidad de las personas.

Sobre la publicidad, dijo que está regresando a la televisión, con un crecimiento de precios de 8,5 al 12,5 %, alcanzando en 2016 los 72 billones de dólares, o un incremento de 3,5 % respecto a 2015 porque se está demostrando que no todo se puede promover en internet y los programas de deportes son la mejor prueba.

Comments

comments