Los venezolanos vivieron un nuevo fin de semana sin servicio eléctrico al registrarse al menos tres nuevos apagones generales, para un total de cinco en el mes, que afectó la mayoría de los estados y la capital Caracas.

La más reciente falla eléctrica se registró el domingo 31 de marzo a las 9:40 a.m. La otra falla se dio el sábado 30 de marzo minutos después de las 7:00 p.m., casi exactamente a la misma hora que el ocurrido el viernes 29.

Según medios locales, estos masivos cortes de luz del han afectado 21 de los 23 estados del país sudamericano.

Estos nuevos apagones indignaron a los ciudadanos de en Caracas, quienes protestaron haciendo sonar sus cacerolas tanto el sábado en la noche como el domingo en la mañana.

El más reciente mensaje de actualización de Netblocks este domingo a las 10:40 a.m, asegura que este nueva falla eléctrica afectó al 85% del país.

Según el observatorio de internet, el apagón del viernes afectó al 90% del país y antes del apagón del sábado, el sistema de telecomunicaciones llevaba una “recuperación gradual de la red” del 67%.

El gobierno en disputa de Nicolás Maduro ha atribuido lo que llama “ataque cibernético” a Estados Unidos con ayuda del presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino del país, Juan Guaidó, quien por su parte dice que las fallas son “producto de la ineficiencia, la incapacidad, la corrupción de un régimen que no se preocupa por las vidas de los venezolanos”.

Durante pleno apagón del viernes, Maduro, utilizó su cuenta de Twitter para asegurar que: “El Sistema Eléctrico Nacional sufrió el más grave ataque de su historia, pero tengan la plena seguridad que estamos haciendo grandes esfuerzos para su recuperación y reestructuración profunda”.

Sobre los apagones de este fin de semana, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez indicó en un comunicado que: “la infame y brutal perpetración de dos ataque programados y sincronizados contra el sistema eléctrico nacional”, se lee en el comunicado.

Según el gobierno en disputa, estos supuestos ataques buscan “obstruir de manera criminal y homicida” los esfuerzos del gobierno en disputa para estabilizar el servicio de energía eléctrica.

Guaidó ha insistido que la solución a la falla eléctrica del país sudamericano “pasa por el cese de la usurpación” del gobierno de Maduro.

Durante un encuentro con sus seguidores el sábado en las cercanías de Caracas en contra de los apagones, el presidente encargado de Venezuela insistió en la responsabilidad del gobierno en disputa por los apagones.

Su esposa, la primera dama encargada Fabiana Rosales, estará en Miami este domingo, llevando el mensaje de Guaidó a la comunidad internacional y a la diáspora venezolana, informó el representante en EE.UU. del gobierno encargado venezolano, Carlos Vecchio.

Casi un mes paralizado

Antes de que se diera el primer apagón el pasado jueves 7 de marzo, Venezuela venía de cuatro días de carnavales: el jueves 28 de febrero y el viernes 1 de marzo, decretados por el gobierno en disputa, y los tradicionales lunes y martes, que este año cayeron 4 y 5 de marzo.

Desde ese primer apagón, el gobierno en disputa ha tenido que decretar días no laborales, comenzando el 8 y el último el 28 de marzo, para un total de al menos 8 días semanales sin actividades.

Carlos Larrazábal, presidente de la federación empresarial Fedecámaras, aseguró a la Voz de América que los apagones consiguieron al sector comercial en una situación económica “totalmente precaria” y con un 50% del parque reducido en comparación a hace cuatro años.

El efecto que estas circunstancias tienen en el sector comercial del país “es significativo”, agrega Larrazábal. Según la comisión de economía de Fedecámaras y basados en el cálculo del Producto Interno Bruto (PIB), la suma de bienes y productos que se hacen en el país, se pierden unos 200 millones de dólares por cada día que el país está paralizado.

Larrazábal explicó que las empresas se enfrentan a dos encrucijadas a la hora de pagar su nómina este final de mes. El primero es que “si no tienes ingresos (por la poca o nula venta), ¿cómo haces?”. La segunda es cómo procesar los días “no laborales”, pues según las leyes venezolanos si el empleados asiste estos días deben ser remunerados con mayor paga, pero el anuncio no ha sido oficializado en Gaceta Oficial. “Ahora la legislación venezolana es por Twitter”, afirma.

Uno de los comercios afectados es la carnicería en Chacao, al este de Caracas, donde trabaja Liseth Rivera, quien aseguró a VOA que perdieron unos 600 kilos de carne por las constantes fallas eléctricas.

“Es una pérdida demasiado grande. Y no es que la botaron porque quisieron, es que no servía ya al siguiente día … (me siento) con mucha incertidumbre porque nuestra familia se mantiene con este trabajo, y el día que el dueño decida no abrir más la santamaría (puerta enrollable mecánica) todos perdemos nuestros trabajos”, afirma Rivera.

Freyber Zerpa, distribuidor de productos de charcutería, también cuenta a la Voz de América que en el apagón pasado perdió mercancía y teme que la situación sea recurrente.

“Hay muchos clientes que han optamos en comprar plantas eléctricas, por lo menos para lo que son establecimientos pequeños. Sin embargo, para las personas que tienen cuartos de refrigeración grandes es más complicado utilizar plantas”, explica Zerpa.

Comments

comments