Información Panamá Press

Tras las cuatro paredes de una casa en el Tecal de Arraiján el drama y la fatalidad se dejó sentir. Otra mujer fue víctima de su ex pareja, quien se negaba  a vivir separada  de ella, ambos de nacionalidad venezolana.

Todo ocurrió en la madrugada por que el hombre que estaba separado de la mujer,  tenía  llave y aprovechó esa hora para ingresar a la casa.  En ese momento había personas a las que la infortunada mujer les alquilaba, pero el agresor los hecha y estos llaman  a la policía.

Los primeros indicios señalan que el hombre fue directo al cuarto y la agredió.  La policía llegó pero deciden ingresar hasta la 7:30 de la mañana, cuando ya la mujer había perdido mucha sangre.  Todos temían  que  acabara con la vida de la niña, pero finalmente  el hombre decide auto agredirse y  deja a la niña  sana y salva.

Cuando las unidades especiales deciden ingresar ya el hombre  se había  auto herido  en el cuello y  encuentran a la mujer  tirada en el piso en medio de un charco de sangre.  Nadie la ayudó,  la víctima  perdió la vida  en el hospital por que la lesión  y la pérdida  de sangre, terminaron por provocarle la muerte.

Una  vecina  refiere que la pareja antes vivía junta, pero se dejaron por los maltratos que él le daba  a ella,  a la que al parecer ya había lesionado.  El hombre era muy celoso y por eso discutían,  relata el audio de una vecina  del Tecal.

La niña  fue rescatada y el hombre también trasladado al hospital.

El Ministerio Público investiga los hechos y emitió el siguiente comunicado:

Comments

comments