Oswaldo Graffe, padre del dirigente carabobeño, Carlos Graffe reveló que pudo comunicarse vía telefónica con su hijo este viernes, por donde le pidió a los venezolanos acudir masivamente a la Consulta Popular de este domingo 16 de julio.

“Carlos a parte de pedir un almohada y una muda de ropa, lo que hizo fue transmitir que deben seguir con el trabajo (…) que esto no amedrente a nadie, sigan adelante que la consulta pública debe continuar“, detalló por medio de una rueda de prensa ofrecida en los alrededores de la sede de Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Naguanagua.

Consideró que el dirigente de Voluntad Popular fue aprehendido “de manera irregular e irresponsable”, al tiempo que agradeció a quienes grabaron el momento de la detención de Carlos Graffe “yo no se quien lo agarró, pero se puede ver que la camioneta tiene placa del Gobierno”.

En cuanto al estado de salud del dirigente opositor, alertó que ingresó a quirófano hace poco de un mes, “tiene que volver ser operado”y que aunque los médicos le recomendaron reposo “Carlos por sus principios y valores se quedó en la calle”.

 

Oswaldo Graffe indicó que la conversación solo duró nueve minutos, donde logró decirle que estaba bien, pero no pudo decir donde lo tienen detenido.

La voz se le escuchaba calmada, e indicó que pudo cenar y desayudar., así lo reseñó una publicación realizada por El Carabobeño,

No dijo dónde lo tienen apresado. “Eso no puedo decirlo”, sin embargo,  respondió sí a “¿Estás con los verdes?” y volvió a contestar afirmativamente a la pregunta de su papá, “¿En la ciudad?”. Fueron respuestas que confirmaron las hipótesis de la familia: “Lo tienen en Ciudad Chávez”, dijo su asistente, Betania Bermejo.

Además, Graffe también negó estar en Naguanagua, por lo que fue descartado que estuviera recluido en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde se encuentran los familiares a la espera de respuestas.

Detallan que  la conversación, inició a las 9:05 a.m. y se extendió hasta las 9:14 a.m., el dirigente señaló  que la noche del jueves fue atendido por un médico y verificó que tiene unos golpes en los brazos. Se refirió a los mensajes publicado en Twitter por la Policía de Carabobo en los que se le acusa de haber estado en posesión de material explosivo durante su detención. “Eso es absurdo y hay que darle duro”.

 

Su padre le pidió que  dijera todo lo que pudiera, ante eso solicitó  “tengan a la mano un bolso con ropa, zapatos sin trenzas, jabón, paño, y es muy importante, una colchoneta, sabanas, cobijas y almohada”.

Preguntó por su mamá, pero ella no estaba en el sitio al momento de la llamada“Quiero hablar con ella”. Antes de colgar se le noto preocupado “¿Cómo han hecho con la abuela?”. Su padre le respondió: “No le hemos dicho nada”.

Antes de finalizar le pidió a su asistente, Betania Bermejo, que continuaran el trabajo para el 16 de julio. “No podemos perder el foco. Reúnanse con todos para que no tengan miedo”.

Comments

comments