Foto: EFE.

NOS HACEMOS ECO de la pregunta de Capriles a Rodríguez Zapatero a propósito de su última visita al país: qué ha pasado con la mediación entre el gobierno y la oposición para trabajar en una solución a la crisis. Muchos afirman que este viaje tiene que ver con las sanciones a Tareck El Aissami, al que acusan de narcotráfico internacional. Cualquier gobierno en el que impere la moral debería abrir una investigación y separar mientras tanto al vicepresidente del cargo, pero en Venezuela todo puede ocurrir.

TODOS LOS SECTORES, incluida la iglesia, rechazan la posibilidad de retomar el diálogo impulsado por el Vaticano y Unasur, hasta que no se convoquen las elecciones regionales que se debían realizar en diciembre y fueron anunciadas para finales de este semestre, sin que hasta la fecha el CNE se haya pronunciado. Las partes firmaron un documento que preveía la definición de un cronograma electoral, liberación de opositores presos y respecto a la autonomía de la Asamblea Nacional, sin que hasta el momento el régimen haya respetado alguno de los puntos. PRORROGADO POR CUARTA VEZ el decreto que da vigencia a la circulación del billete de 100 bolívares, informó Tareck el Aissami,  en su cuenta en Twitter. Así estaremos hasta que el país sea manejado por gente seria. Ya saben qué pasará unos días antes del 20 de marzo.

EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI está atravesando su peor momento con posibilidades muy ciertas de desaparecer, todo va a depender de lo que suceda en el balotaje del 2 de abril cuando se enfrenten nuevamente Lenín Moreno y Guillermo Lasso en Ecuador. No hay duda de que los resultados de las elecciones representan una gran derrota para el oficialismo y Rafael Correa

HA PASADO UN MES desde que Donald Trump asumió la presidencia, con un estilo agresivo y de enfrentamiento a todas las instituciones para llevar a cabo lo que fue su promesa electoral. No entendemos el endurecimiento de su política en materia de inmigración, que eleva a 8 millones el número de “deportables”, dando carta blanca a los funcionarios de Seguridad Nacional para capturar y deportar de  la manera más agresiva a personas que viven indocumentadas. No estamos de acuerdo ni apoyamos a quien ha cometido actos delictivos, pero no es posible que haya una persecución tan acuciante.

NEGAR LA VISA DE ENTRADA a Cuba a Luis Almagro, para recibir un premio en memoria del disidente cubano Oswaldo Payá, demuestra una vez más del totalitarismo del régimen cubano. Su presencia en Cuba no difiere de otros eventos similares que tienen lugar en otros países de la región y en los que participa en su condición de secretario general de la OEA, pero sí ratifica la poca voluntad del régimen castrista de cumplir con los acuerdos firmados con la administración de Obama y una demostración más que la apertura por parte de este gobierno totalitario es imposible. SE ACABÓ EL ESPACIO, no se olviden que con Dios somos mayoría y mil gracias por no fumar.

Comments

comments