Foto: EFE.

ESTA SEMANA SE CUMPLIÓ un año de las elecciones parlamentarias, cuando Venezuela ganó por mayoría aplastante la Asamblea Nacional, sin embargo no ha podido actuar de acuerdo a sus atribuciones por el bloqueo permanente de este régimen. Hasta el momento ha sido imposible implementar algún cambio, siempre obstaculizado por un régimen que se niega a obedecer el mandato del pueblo, que desobedece lo establecido por la constitución y que utiliza al tribunal supremo de justicia como un comodín, completamente controlado por Miraflores, para evitar su promulgación. Es una verdadera vergüenza que los magistrados que se supone sean los árbitros en Venezuela, en un año ya han dictado 35 sentencias en contra del parlamento…

EL DIÁLOGO PROMOVIDO por el Vaticano y algunos ex mandatarios resultó un verdadero fracaso y para lo único que sirvió, además de dar un respiro al régimen que cada día pareciera más perdido, fue para comprobar que estos incapaces que no están dispuestos a cumplir los acuerdos y que ya han manifestado que estarán en el poder hasta el 2018 cuando se vuelvan a convocar las elecciones. La irresponsabilidad del gobierno en no ceder a lo que se había comprometido quedó demostrada y siempre hubo la disposición de la dirigencia opositora para concertar, para unir, para resolver el grave problema que hoy presenta el país. La MUD no se presentó a la tercera ronda de conversaciones con el régimen. Como bien lo dijo Chúo Torrealba sería poco sincero permanecer en esta mesa sentados si el gobierno niega los acuerdos. El propio Vaticano ha podido constatar que esa voluntad del gobierno no existe. En exclusiva les comento que tenemos información de que el Vaticano va a denunciar la ofensa, la descalificación hacia sus representantes cuando solicitaron que instrumente los compromisos asumidos en la ronda que mantiene con la oposición, la propia voluntad de este régimen, y sabemos que esto tendrá una alta incidencia en el mundo porque la Santa Sede tiene una credibilidad intachable, la gente confía y eso pondrá a pensar a los demás organismos internacionales, regionales y a tantas instancias internacionales que hoy tienen los ojos puestos en Venezuela. Estamos frente a un régimen que está matando al país por falta de medicinas y alimentos, mientras hace una compra súper millonaria en armamentos, la irresponsabilidad gubernamental no tiene sentido. Pero de antemano sabíamos que iba a ser imposible que el gobierno cumpliera con los acuerdos establecidos en la mesa como la libertad de los prisioneros políticos, la apertura de un canal humanitario para las medicinas, la recuperación de los poderes constitucionales de la Asamblea Nacional y el avance en el diseño de un cronograma electoral para salir del atasco político. Tenemos que retomar la ruta política, el juicio a Nicolás Maduro, la calle y ver en definitiva hasta donde vamos a llegar. No es sólo sacar a Maduro de la silla, es no dejar rastro de tantos corruptos inútiles que a lo único que juegan es a quedarse con lo poco que queda en nuestro país que se cae a pedazos. Más que nunca tenemos que seguir con la lucha, es nuestro compromiso con el país, y no existe otra posibilidad de rescatar la democracia y los poderes que están secuestrados desde hace 17 años si no seguimos trabajando sin descanso…

SE ACABÓ el espacio. No se olviden que con Dios somos mayoría y mil gracias por no fumar.

Comments

comments