Es la conclusión de un estudio realizado por el Africa Health Research Institute de Durban, en Sudáfrica. Las conclusiones aún deben someterse a la pertinente revisión.

Investigadores en Sudáfrica han descubierto que las personas que se han visto infectadas con la variante ómicron del coronavirus desarrollan una mayor inmunidad a la variante delta.

La conclusión es el resultado de un nuevo estudio realizado por el Africa Health Research Institute, con sede en Durban, en el que participaron 33 personas vacunadas y no vacunadas.

Los científicos concluyeron que la inmunidad contra una mayor exposición a la ómicron se multiplicó por 14 aproximadamente dos semanas después de la infección, al tiempo que descubrieron que la inmunidad contra la delta se cuadruplicó.

Los científicos, no obstante, aseguran que la inmunidad mejora especialmente entre aquellos que están vacunados.

Alex Sigal, coautor del estudio, dijo el lunes en Twitter que si ómicron es “menos patógeno”, como parece, “entonces esto ayudará a eliminar delta”.

“La interrupción que COVID-19 ha causado en nuestras vidas puede volverse menor”, sostuvo.

El estudio, que aún no ha sido revisado, se envió a la revista médica MedRxiv.

Un estudio anterior -también realizado en Sudáfrica- reveló un riesgo reducido de hospitalización y enfermedad grave por ómicron, en comparación con delta.

La cepa ómicron se ha extendido rápidamente por todo el mundo desde que se detectó por primera vez en el sur de África en noviembre. En Estados Unidos ya representa el 59% de nuevos casos.

* Parte de la información para este informe provino de Reuters.

Comments

comments