Si usted no ha probado todavía la nueva versión, puede hacerlo en cualquier momento, es un proceso bastante sencillo. Al entrar a Gmail, basta dar click a herramientas (settings) en la parte superior derecha de la pantalla. La primera opción es ir a nuevo Gmail. Si algo no le gusta, siempre puede regresar a la versión clásica, dando click nuevamente a herramientas y luego a volver a versión clásica de Gmail.

La nueva versión visualmente es muy atractiva y más limpia. Los anexos aparecen identificados por nombre y tipo en la parte inferior de cada correo.

Otro cambio importante es que ahora en el extremo derecho de su pantalla verá varios iconos. A través de ellos podrá acceder a tareas, calendario, etc, sin tener que abandonar Gmail.

Al dar click a calendario, se desplegará el mismo. Usted podrá alimentar un nuevo evento o verificar alguna cita y luego volver a lo que estaba haciendo en Gmail. Si necesita más del cuarto de pantalla que le da la nueva versión, puede abrir el calendario en una nueva pestaña y trabajar allí.

Otra novedad interesante es que usted puede ahora diferir un correo. En vez de dejar que el correo quede ubicado cronológicamente según la fecha de entrada, con riesgo que se pierda o quede sin responder, usted ahora lo puede marcar y posponer, para que vuelva a aparecer en el tope de la bandeja de entrada en una fecha posterior. Basta marcar el correo y dar click a la opción de posponer (reloj en la parte superior). Puede posponer por un día, varios, una semana o una fecha específica. Puede consultar los correos pospuestos en la carpeta correspondiente, ubicada en la parte superior izquierda.

Quizás la novedad más controversial en la nueva versión de Gmail es la opción de enviar correos confidenciales y correos con fecha de expiración.

Al crear un nuevo correo, en la última línea verá a la izquierda un candado con un reloj sobrepuesto:

Al pulsar usted puede escoger que el correo deje de ser visible luego de un tiempo específico (un día, una semana, un mes, 5 años). También puede solicitar que Google genere un SMS de validación para asegurarse que el correo lo está recibiendo la persona correcta.

Una ventaja de esta opción confidencial es que el receptor no podrá reenviar el correo a un tercero, tampoco imprimirlo ni copiarlo. Para poder difundir este material, sin su autorización, el receptor tendrá que recurrir a captura de pantalla o fotografía del correo.

Luego de la fecha de expiración, se mantiene en la bandeja de recepción el correo, sin que el mismo se pueda abrir.

A partir de esta semana, la opción confidencial está disponible para Gmail desde teléfonos celulares. Al crear un nuevo correo, basta dar click a los 3 botones verticales en la parte superior de la pantalla, para seleccionar modo confidencial.

No todos están de acuerdo con estas opciones. El grupo defensor de la privacidad digital  Electronic Frontier Foundation (EFF) considera que esta herramienta no solo no es segura, sino que proporciona a Google más información sobre nosotros.

En general, nos parecen favorables todas estas novedades en Gmail. ¿Qué opina usted?.

 

Comments

comments