Si estábamos hartos de la fulana cancioncita deeees-paaacitoooo… O estábamos hasta las cachas de ver a Maduro en televisión, pues como dice aquel dicho: “Al que no le guste el café, dele dos tazas”. Ahora no solo es la canción de Luis Fonsi, sino que tenemos a Nicolás en todas sus formas y apariciones meneando su enorme figura al son de la cosa esa.

 

Algo hemos debido hacer los venezolanos para merecer esta tortura. Y si pensábamos que era suficiente ver a Nicolás en semejante desatino, a esto se añadieron las dos rumberas mayores del momento: Cilia, y la horrorosa Delcy. ¡Horror! Ambas bailando como si fueran contratadas por Daddy Jankee….Con la única “ventaja” de que aún no ha salido a bailar el buenmozo de Aristóbulo.

 

Pero viéndolo bien, para algunas señoras que me leen, les podría servir de algún beneficio para que sus hijos que no tengan propensión a comer, sean amenazados con el fulano videíto.

 

Pero hablando un poquito más en serio, es increíble que en nuestro país estén pasando tantas cosas y sea esto lo que pone al mundo a hablar sobre las vainas que comete Nicolás. En todas las cadenas americanas ha salido esta nevera-cuatro-puertas bailando la fulana canción, con el consiguiente comentario del locutor o “anchor” como le dicen en inglés, sobre el “robo” que ha hecho Maduro de la propiedad intelectual de Fonsi y el rapero Yankee.

 

Y digo yo: ¿Sabrá maduro lo que es propiedad ajena? Y por supuesto: ¿Maduro tendrá alguna somera idea de lo que significa la palabra intelectual? No. No. Por supuesto que No.

 

Yo me imagino que si a alguien se le ocurre mencionarle la fulana palabrita “intelectual”, en ese mismo instante traducirá eso en “oligarquía” “de la derecha” “apátrida” o  “pelucón”. Cualquier cosa.

 

Ahora bien: ¿No piensan ustedes que el mundo está al revés? ¿Esa es la noticia de lo que pasa en Venezuela? Por supuesto que no. Y ahí es donde a uno le empieza a brotar algo sumamente duro como una roca. O sea: me sacan la piedra, viendo los miles de comentarios al respecto. Incluyendo a Fonsi, que al principio de su tweet dice que “a él no le importa la cantidad de versiones y que él no ha dado su consentimiento” … Como si esa vaina fuera que la está utilizando Sábado Sensacional. Claro que después arregla el dichoso tweet, diciendo que la están utilizando para engañar al pueblo y bla… bla… bla…

 

Y no estoy exagerando. Las cadenas CBS, NBC y todas las noticias de la noche, se han hecho eco de lo que pasa en Venezuela…pero a raíz de la cancioncita. Primero ponen la imagen de la nevera-cuatro-puerta bailando, y luego las bombas y todo lo demás que ya conocemos. Como si la vaina viniera a colación. O sea Maduro está loco…porque le robó la puta canción a Luis Fonsi (y me perdonan el francés) y de paso se comenta que en medio de esta pachanga, y unos rollos en Venezuela… (¿?)

 

Pero eso no es lo “pior”. ¿Cómo es posible que haya tango ignorante, burro, analfabestia, que siga bailándole a Maduro y riéndose de los insultos que le envía a otros venezolanos?

 

Y si esto ya les parece de terror, pues esto no termina allí. Nuestros medios de información también se han hecho eco de esta bolsería. Es más: Todavía le doy el beneficio de la duda a las televisoras extranjeras y las de habla inglesa. Al fin y al cabo, ellos no tienen a familiares llevando lacrimógenas en las calles. ¿Pero nosotros? Ah no… el twitter, Facebook y todas las redes, comentando.

 

Y mientras tanto, los ¿%$^* HDLGP hacen de las suyas y hablan el gamelote hereje, diciendo que el imperio nos va a invadir.

 

Pues les tengo una noticia: Trump ni pendiente. El “pelucón” ese lo que está es pendiente de que ninguna persona “gay” pueda servir en el ejército norteamericano… ¿Pueden creer esa vaina? Lo único que le falta es salir bailando el des-pa-cito. El mundo boca abajo….

 

Y hablando de “ejército”, ¿qué será de la vida de nuestros militares? Ah… Ya sé. Esos están en otra onda. Esos también están ensayando su baile con la canción de Luis Fonsi, pero en vez de Des-pa-ci-to, le cantan a Nicolás: De-po-si-ta. Qué triste.

 

Cariños y hasta la próxima…

 

 

Comments

comments