Foto: La Patilla.

En comunicación dirigida al Secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Jesús Chúo Torrealba, monseñor Aldo Giordano, nuncio apostólico en Venezuela, informó que el delegado del Papa para el proceso de diálogo en Venezuela, monseñor Claudio María Celli, no vendrá a Venezuela a las reuniones en las que se anunció para esta semana la presencia de los otros facilitadores.

A continuación transcribimos la comunicación de monseñor Aldo Giordano y la respuesta a esta del secretario ejecutivo de la MUD:

18 de Enero de 2017
Excelentísimo
Sr. Jesús Chuo Torrealba
Secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática

Caracas

Estimado Sr. Torrealba,

Deseo informarle que S.E. Mons. Claudio María Celli, Delegado del Papa para la Mesa del Diálogo en Venezuela, ha renunciado a su visita a Venezuela para los próximos días, por lo tanto no participará a las posibles reuniones previstas para estos días.

El suscrito, S.E. Mons. Aldo Giordano, Nuncio Apostólico en Venezuela, ha sido designado como Delegado de la Santa Sede para estos eventuales encuentros.

¡Que Dios bendiga nuestro querido País Venezuela!

+ S.E. Mons. Aldo Giordano

Nuncio Apostólico en Venezuela

A continuación la respuesta de Jesús Chúo Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD:

18 de Enero 2017
Su Excelencia

Monseñor Aldo Giordano

Nuncio Apostólico en Venezuela

Caracas.

Acuso recibo de la información que amablemente me suministra sobre la suspensión de la visita a nuestro país, prevista para los próximos días, de S.E. Mons. Claudio Maria Celli, Delegado del Papa para la Mesa del Diálogo en Venezuela.  Así como agradecimos profundamente la presencia de Mons. Celli en las diligencias y reuniones que tuvieron lugar entre el 30 de octubre y el 6 de diciembre de 2016, comprendemos igualmente hoy las razones que llevan a la Santa Sede a no enviar, en las presentes circunstancias, al Delegado del Papa a Venezuela. Tales razones están nítidamente dibujadas en las cuatro demandas al gobierno venezolano, contundentes y aún insatisfechas, plasmadas en la carta de S.E. Mons. Pietro Cardenal Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, de fecha 1ro de diciembre de 2016.

En diplomacia la ausencia puede ser una forma de ejercer presencia, y el silencio puede llegar a ser el más elocuente discurso. Hacemos votos porque este significativo gesto del Papa Francisco, al renunciar a enviar a su Delegado a la visita que estaba prevista en los próximos días a nuestra Venezuela, haga reflexionar a quienes en el gobierno nacional hicieron colapsar el mecanismo de diálogo con su sistemático incumplimiento de los acuerdos, y los oriente a desandar la escalada de represión y acentuada intolerancia desatada desde el poder en las últimas semanas, con el conocido saldo de nuevos presos políticos y otras agresiones igualmente inaceptables, como las realizadas recientemente por grupos irregulares oficialistas contra S.E. Monseñor Antonio López Castillo, Arzobispo de Barquisimeto

Siga teniendo usted la certeza de nuestro agradecimiento venezolano, y de nuestra más alta estima y consideración.

Queda de Ud., atentamente,

Jesús Chúo Torrealba
Secretario Ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática

 

 

Comments

comments