El gobierno de Nicolas Maduro ordeno este lunes la intervención de la policía del estado Miranda. El gobernador Henrique Capriles Radonsky, calificó este hecho como un “ataque político” y la única intención es “utilizar la institución para atacar a la gente y violentar los derechos humanos”.

Capriles Radonsky, explicó que una junta interventora militar compuesta por 5 personas, llegó hasta la sede de la policía para tomar el mando del cuerpo policial y como director general encargado quedó el Gral de Div. Regulo Argott Prieto.

“Este señor fue acusado de narcotraficante y ayudar ingresar cocaína en el territorio de los Estados Unidos de América”, dice Capriles.

El primer mandatario regional, le hizo un llamado a los efectivos que conforman el cuerpo policial para que no obedezcan ordenes que violenten la constitución o los derechos humanos de los venezolanos.

“Yo les quiero pedir a los funcionarios de la policía actuaciones de acuerdo a nuestra constitución, no obedecer ninguna orden que vaya contra la constitución o que pretenda violentar los derechos humanos de nuestro pueblo mirandino”, afirmó.

 

Comments

comments