Con delegaciones de 193 países, se realizó la misa de apertura de la JMJ este martes 22 de enero, a tan solo horas de la llegada del papa Francisco a Panamá.

El denominado campo Santa María la Antigua, ubicado en la Cinta Costera recibió a miles de peregrinos y creyentes que se unieron en una sola voz para orar por el mundo.

La misa fue encabezada por el arzobispo de Panamá José Domingo Ulloa, quien manifestó  “los jóvenes son los verdaderos protagonistas para los cambios y las transformaciones que requiere la humanidad”,  aseguró que la Iglesia católica está en las manos de la juventud, “en sus capacidades, en su visión de un mundo mejor”.

Monseñor al cierre de la misa manifestó con emoción: “todo está preparado para vivir la fiesta del amor de Dios en medio de nosotros”.

 

Comments

comments