Panamá; 10 de febrero de 2020.

En su doble función como comisionado para la Organización de las Naciones Unidas y para la Ayuda Humanitaria, el diputado Pizarro vino por primera vez a Panamá. Llegó este lunes y pasará pocas horas en el Istmo.

De la mano con la embajadora de Venezuela en Panamá, Fabiola Zavarce, sostendrá importantes reuniones con organismos multilaterales como Acnur, Cruz Roja, OIM, entre otros.

“Mucha de la planificación humanitaria se hace desde Panamá y estamos haciendo una ronda para establecer sistemas de cooperación claras a raíz de la profundización de nuestra emergencia humanitaria a escala mundial” apuntó el diputado.

La condición del refugiado y migrante venezolano tiene características espaciales, ya que es vulnerables en términos económicos, hoy en día no se va por decisión es prácticamente expulsado por la situación del país, por ende, para ellos y para los países de acogida, debe haber más protección y se debe coordinar más ayuda. Uno de los retos señala Pizarro es cómo se logra que organismos internacionales pueden conseguir sinergia con los gobiernos en pro de brindarle más protección temporal a los migrantes y refugiados venezolanos.

Culminando la gira del presidente Guaidó,  ¿ahora qué?

¿Cuándo y cómo regresa?, es una decisión particular del presidente interino. Lo que viene después de la gira de Guaidó, según el diputado, es más presión, apretar los cuadros medios con más sanciones y repercusiones y aumentar la presión internacional con sanciones individuales, acciones que sin duda limitan la capacidad de actuar del régimen de Nicolás Maduro.

Según Pizarro, uno de los logros de la gira internacional del presidente (E) Guaidó ha sido nivelar la presión internacional.

“Para nadie es un secreto que habían tres  visiones diferentes con un mismo objetivo. La velocidad de los EEUU, la velocidad del Grupo de Lima y la velocidad de la Unión Europea han sido distintas y con tres énfasis distintos, ahora se tienen a todas en una misma dirección”.

Así mismo, el liderazgo de Guaidó quedó demostrado a nivel internacional para quienes decían que se había acabado o se había quedado sólo en la pelea. Se logró un importante reforzamiento de la lucha. Ahora a lo interno, la pregunta es cómo se reconstruye la presión dentro de Venezuela.

Pizarro tiene claro lo que le espera al interinato para sortear lo que viene: “Robo de partidos políticos, intento de nombramiento del CNE a través del TSJ usurpador, y una reelección fraudulenta sin las condiciones mínimas”.

“Toda Venezuela unida debe empujar hacia unas elecciones verdaderamente libres posterior a un espacio de transición”, sentenció Pizarro.

Además rechazó categóricamente  que “no estamos acabados, pero sin duda no estamos bien. Sumamos 35 sentencias, dos asesinados y ciento y tantos presos después,  pero a su vez qué tiene el régimen hoy?”

El diputado aseguró que Maduro tiene menos dinero que antes, menos personas que antes, menos apoyo que antes, menos control territorial que antes y menos militares que antes.

“Al final es un balance que beneficia a la gestión de Guaidó y por ende al pueblo venezolano”, dijo.

Grandes acontecimientos

Para el diputado en el exilio y comisionado del gobierno interino, 2020 arrancó con dos grandes acontecimientos: Uno el 5 de enero de 2020, cuando cien diputados reeligieron como presidente del legislativo a Juan Guaidó.

“Eso significa que vencieron sentencias, acoso a ellos y sus familias,  intentos de compra con cantidades astronómicas de dinero por parte del régimen, entre otras cosas. Quiere decir que luego de todo siguen unidos y hay cohesión alrededor del gobierno del presidente Juan Guaidó”.

El otro, la Agenda Internacional cumplida por el presidente (E) ha sido un acontecimiento inédito para Venezuela. Es primera vez que un mandatario logra un consenso general, no solo la foto con Trump, dijo Pizarro.

“Fuero cada una de las reuniones con líderes y organizaciones. Eso recobra una importante avance para el objetivo de cambio en Venezuela”, agregó.

Pizarro dijo que es importante que todos estemos conscientes de lo que viene por parte del régimen, que es persecución y más acoso.

“La emoción no debe ser dejarnos ganar por la apatía,  ya que se trata de entender que el resultado dependerá de la unión y el esfuerzo de todo para sortear las barreras. Así es que se derrota una dictadura, montados en el ring confrontándola”.

Gira en Panamá con la embajadora Zavarce.

Comments

comments