Nota de prensa

Cámara Empresarial Venezolana Peruana

Estudio evidencia que la migración generó un ingreso de más de 470 millones de soles para el país en el año 2020 y un saldo neto de más de 138 millones de soles

“Nada mejor que la data para derribar mitos”, dice Román Pizolante, presidente de CAVENPE, es por ello que la Cámara Empresarial Venezolana con el apoyo de la fundación KAS, solicitó a la consultora Equilibrium Social Development un estudio riguroso para medir el impacto de la migración venezolana en la economía y productividad peruana.

En el estudio se recogieron datos de fuentes oficiales como el Ministerio de Finanzas, la SUNAT y el INEI y se complementaron con una encuesta cuantitativa para estimar con precisión datos importantes para el análisis, como los patrones de consumo, la condición laboral y el nivel de acceso a servicios públicos de la población venezolana en el país.

Se evidenció con el análisis de los datos recogidos, que la migración venezolana ha generado unos ingresos para el estado peruano superiores a los 470 millones de soles en el año 2020. Estos ingresos provienen principalmente de impuestos generados por actividades de venta y consumo de personas venezolanas, por su pago de impuesto a la renta y por donaciones de entidades de cooperación internacional, que permiten atender a la población venezolana más vulnerable que llega al país.

Estos ingresos han sido superiores al gasto público que ha generado la presencia de venezolanos en el país en educación, salud y otras áreas. Por eso el impacto neto de la migración venezolana al PIB peruano en el año 2020 fue superior a los 138 millones de soles. Este ingreso es especialmente valioso en un año de contracción económica y para ponerlo en perspectiva, este monto permitiría cubrir el costo de más de 1500 viviendas de interés social o de más de 70 colegios públicos.

Otros datos interesantes del estudio que evidencian la contribución de la migración venezolana en el Perú son los siguientes:

  • Las y los venezolanos generaron un consumo en el Perú superior a los 5 mil millones de soles en el 2020, generando nuevos ingresos para emprendedores, comerciantes y empresas en el país
  • Las y los venezolanos consumieron más de 2 mil millones de soles en alimentos o gastronomía peruana en el 2020.
  • Se estima que la recaudación fiscal subió en más de 309 millones de soles en el 2020 gracias al consumo y la renta de venezolanos en el país.
  • El estado peruano recibió más de 46 millones de USD de fondos de cooperación internacional en el 2020, equivalentes a 162 millones de soles.
  • Al sumar estas dos contribuciones y restar los gastos al fisco por la migración venezolana se obtiene el impacto neto estimado en 138 millones de soles.
  • Ya son casi 3000 las empresas registradas ante la SUNAT con accionistas venezolanos, generando una nueva fuente de empleo y productividad para el país.

Es importante señalar que el aporte a la economía peruana de la migración venezolana no ha sido solo monetario, sino sobre todo ha sido un aporte de capital humano, altamente productivo. El nivel de formación de la población migrante venezolana es significativamente superior al promedio nacional en Perú o en la misma Venezuela, pues quienes cuentan con mejor formación tienen mayor facilidad para migrar, lo cual es una gran pérdida para Venezuela y una gran ganancia para el Perú. Según una encuesta realizada por Equilibrium CenDE (2020), un 28% de las y los venezolanos en Perú cuenta con estudios universitarios completos y este número asciende a 47% cuando se considera también la formación técnica.

Al calcular cuanto le hubiese costado al sistema educativo peruano la formación de todas estas personas venezolanas que llegan al país con educación superior técnica o universitaria completa, la suma asciende a unos 13 mil millones de soles. Esta es una inversión que sucedió en Venezuela, pero que puede rendir sus frutos en el Perú. El problema es que este talento está siendo subutilizado. Actualmente solo un 9.5% de las personas venezolanas en Perú trabajan en su profesión, perdiéndose gran parte del aporte que podrían tener en la productividad del país.

Para aumentar el ya positivo aporte de las y los venezolanos, es fundamental avanzar en políticas públicas que faciliten su regularización migratoria, la legalización de sus estudios superiores y su acceso a más puestos de trabajo formales con salarios de ley. Esto es posible en el corto plazo. Un buen y reciente ejemplo fue la promulgación del decreto de urgencia y la creación del Servicio Covid Especial, con el cual más de 5600 profesionales de la salud venezolanos fueron incorporados al MINSA y a los gobiernos regionales para contribuir en la lucha contra la pandemia a lo largo del país.

Según cálculos del estudio, si algunas medidas factibles en el corto plazo son tomadas para agilizar la regularización y formalización del talento venezolano en el país, la contribución neta al fisco de la migración venezolana pudiera duplicarse y superar los 292 millones de soles al año.

 

 

Comments

comments