¿Y las Grandes Ligas pa’ cuándo? Todos estamos ansiosos de que se pongan de acuerdo MLB y la Asociación de Peloteros y de una vez por todas arranquen los preparativos para la temporada 2022 de las Grandes Ligas, programada para el 31 de marzo.

Para el miércoles 16 de febrero estaba previsto el inicio de los campos de entrenamiento, al menos para lanzadores y receptores, pero por ahora los escenarios se mantendrán cerrados.

¿Qué está pasando? Las partes han mostrado mucha distancia para ponerse de acuerdo en temas como impuesto al lujo, compartición de ingresos y acusaciones hechas por los peloteros, por solo nombrar algunos puntos.

Las Grandes Ligas también han insistido en oponerse a cualquier aumento en la cantidad de peloteros elegibles al arbitraje salarial.

Este representa el noveno paro en la historia de las Grandes Ligas y primero desde 1995. Comenzó los primeros días de diciembre de 2021, después que se venciera un contrato colectivo que estuvo vigente durante cinco años.

¿Están de acuerdo?

En lo que sí han coincidido ambas partes y ya es oficial, es la implementación, a partir de la temporada 2022 del bateador designado universal, o sea, que será obligado en las alineaciones de ambas ligas, Americana y Nacional.

A mi sinceramente me gusta esta decisión y muchos pensarán que estoy dejando atrás “lo bonito” o “diferente” que tenía la Liga Nacional.

Yo quiero ver a los lanzadores hacer su trabajo desde el montículo, no sufriendo en un cajón de bateo para terminar o tocando la pelota o ponchado y feo. Sí, hay excepciones de buenos lanzadores con un bate en la mano, pero son extremadamente escasos.

¿Qué estrategia se acaba? ¿Poner a tocar la bola al lanzador? Porque eso es lo que regularmente hacen. En ese turno, yo prefiero ver un bateador de oficio y eso sí que pone a pensar a los estrategas.

Además, el bateador designado en ambas ligas les abrirá un cupo más a esos bateadores que todavía pueden aportar y estaban olvidados porque no cabían en alineaciones defensivas.

Comments

comments