Foto: El Universal.

A horas de la tercera reunión plenaria del diálogo que se instaló hace poco más de un mes en Venezuela, la oposición ha reiterado que no regresará a la mesa a menos que el Gobierno cumpla con los acuerdos, mientras el chavismo advirtió al Vaticano que como “invitado” a estos encuentros no tiene derecho a veto.

La oposición reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reiteró este lunes que no asistirá al encuentro de mañana si el Gobierno de Nicolás Maduro no cumple los acuerdos a los que han llegado en este espacio que acompañan la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano.

Entre esos acuerdos, asegura la MUD, se encuentran la programación de unas elecciones anticipadas en las que los ciudadanos puedan decidir si recortan el mandato de Maduro, así como la liberación de políticos presos.

El Gobierno, sin embargo, ha dicho a través de diferentes voceros que en el diálogo nunca se ha hablado de elecciones y tampoco de excarcelación de políticos.

Este lunes, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, informó de la existencia de una carta “confidencial” del Vaticano dirigida a las delegaciones que participan en el diálogo en la que supuestamente se desmiente la versión oficialista sobre la inexistencia de acuerdos.

“Esto es muy importante porque revela la ineptitud y la condición falaz del Gobierno (…) desmiente de manera absolutamente clara y terminante esas alegaciones oficiales”, dijo Torrealba.

Lea también: Chúo Torrealba se reúne con monseñor Celli para revisar acuerdos del diálogo

Asimismo, el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), el opositor Henry Ramos Allup, dijo que estaba “100 % de acuerdo” con la carta enviada por el Vaticano y anunció que su partido (Acción Democrática, AD) abandonará la reunión de mañana si el Gobierno incumple los compromisos adquiridos.

“Como el Vaticano ha emplazado al régimen a cumplir los compromisos adquiridos en la mesa diálogo, ahora Maduro lo acusa de infiltrado y saboteador”, dijo Ramos Allup.

Horas más tarde y ante los rumores de que podría ser liberado de la cárcel algún opositor preso, el parlamentario señaló que la excarcelación de políticos “a cuentagotas y bajo presión” sin que el Gobierno cumpla las demás exigencias no mantendrá a AD en la mesa de diálogo.

Por su parte, el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, advirtió que el Vaticano no va a “tutelar a Venezuela” en el diálogo y consideró una “falta de respeto” que el secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, haya enviado una carta al país caribeño.

“El papa no ha mandado ninguna carta, quien mandó una carta fue el señor Pietro Parolin; falta de respeto, irresponsable, creer que desde el Vaticano van a tutelar a Venezuela. No, señor Parolin, usted está equivocado (…) no aceptamos tutelaje de nadie”, dijo Cabello durante un acto cívico-militar en el oriente del país.

Cabello, considerado segundo hombre fuerte del Gobierno, señaló que el Vaticano no es “ningún intermediario” ni “mediador”, sino que es un “invitado” en la mesa de diálogo y que “no tiene ningún derecho a veto ni a hacer propuestas”.

Comentó, además, que Parolin supuestamente estuvo “militando” con la oposición venezolana cuando ejerció su cargo de nuncio de la Santa Sede en Venezuela antes de que el papa lo nombrara en su cargo actual.

El viernes pasado, Maduro aseguró que “hay maniobras” para que cese el diálogo político con la oposición, que cuentan con la “complicidad” de uno de los acompañantes internacionales.

“Hay maniobras para implosionar la mesa del diálogo con la complicidad de uno de los factores acompañantes que invitamos al diálogo, tengo las pruebas en mis manos, las tengo, están tratando de implosionar la mesa”, dijo entonces.

Entretanto, el gobernador del occidental estado Lara de Venezuela, Henri Falcón, envió este lunes una carta al papa Francisco en la que le pide no abandonar su acompañamiento al diálogo que se instaló hace más de un mes en el país caribeño y le presentó una “ruta” para impulsar la instalación de un “Gobierno de transición”.

Falcón, que es delegado de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para el diálogo, entregó hoy esta misiva al nuncio de Venezuela, Aldo Giordano, un escrito en el que solo aparece su firma.

En su carta, Falcón presenta una “ruta” en la que señala que en el país “se debe concretar una negociación política para un Gobierno de transición, un Gobierno de unidad nacional que permita salvar a Venezuela (…) donde participen todos los sectores, tanto la Fuerza Armada Nacional, como factores del hoy oficialismo”.

Comments

comments