Foto: Cortesía.

Robert Morillo Montoya, Consultor Internacional.-
Master en Psicolingüística. Universidad de Alcalá.
robertmorillo@gmail.com

¿Tiene usted como líder, el equipo de trabajo ganador para poder obtener excelentes resultados?, ¿Su empresa presenta una estructura organizacional con baja rotación de personal?, ¿trabaja el tiempo estándar para cumplir sus objetivos corporativos?, si sus respuestas son afirmativas le felicito, seguro cuenta con resultados asertivos, con ganancias extraordinarias, con calidad de vida personal y familiar; y con un equipo de trabajo profesional, ético, disruptivo, que le proporciona grandiosas estrategias ganadoras.

Un gran número de empresas en el mundo no cuentan con equipos de trabajos profesionales, ganadores, leales y disruptivos que generen resultados extraordinarios sin “quitarse la vida”.  Pero que es ¿quitarse la vida?, en conversaciones con una gerente de recursos humanos de una importante firma de Latinoamérica, me indicaba uno de sus problemas principales: “Estamos perdiendo a la gente crítica e importante, y se está extendiendo al resto del talento. Conseguir un equipo humano con la mayor profesionalidad, altamente motivado y comprometido con los objetivos de la empresa es tarea primordial de las organizaciones que no quieran perder competitividad, ¡siento que estoy perdiendo la vida!”.

Así es, apreciado lector, cuando usted no cuenta con un equipo profesional y hacedor de soluciones, su empresa puede estarle quitando la vida, o ¿cree usted que trabajar 10 o 12 horas de trabajo varios días a la semana y en el mes, no le pasan factura a su cuerpo y a su familia? ¿Cree usted que trabajar mayor cantidad de tiempo significa ser más productivo?  En mi experiencia he visto cómo algunos empresarios jóvenes y maduros, no permiten consolidar un equipo de trabajo de éxitos que les pueda generar gananciales y tener calidad de vida.

Algunos de estos empresarios dicen querer tener estos equipos de trabajo, tienen la intención de contratar personal de valía y en algunas situaciones los contratan, sin embargo no les delegan las autoridades respectivas, que les generen los cambios organizacionales bien fundamentados, a los cuales las empresas puedan adaptarse y transformarse.  ¡Todo esto se traduce en miedo al cambio!, miedo a perder el control, y esto se encuentra en la mente.

Si usted es de esos empresarios que se considera necesario para su organización, difícilmente podrá consolidar un equipo de trabajo de éxitos y una organización con un legado mayor a cien años. Quizás pueda engañar a sus pares, pero jamás se podrá engañar usted mismo. Debe conocer su estructura organizativa y seguro tiene el número de rotación de su personal, y de cuántos despidos han ejecutado. Probablemente tenga activos importantes, con una buena ganancia anual, y su preocupación principal es que no tiene el sistema corporativo ideal articulador de soluciones futuras para sus clientes, que le permita supervivir a la empresa por muchos años.

Las empresas de éxito no se permiten el lujo de tener personas insatisfechas en su trabajo, ya que la insatisfacción de los colaboradores afecta directamente la cuenta de resultados. La empresa puede cumplir con las necesidades específicas de los colaboradores, siendo los directivos los que tienen que demostrar buenas dosis de inteligencia emocional sin afectar los planes de crecimiento y expansión.

Está comprobado que un colaborador motivado, con una actitud positiva en su trabajo y comprometido con lo que hace, está menos predispuesto a abandonar su empresa, porque su vinculación con ella es mayor.  ¿Tiene a su equipo de trabajo generando los resultados esperados? o ¿está perdiendo la vida por no contar con un equipo de trabajo profesional y cohesionado?  Esa decisión depende de usted.

Comments

comments