“Una Mano al Inmigrante” fue el eslogan del gran operativo que consistió en atención médica y odontológica para los migrantes que hacen vida en Panamá.

El Rotaract Panamá y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM Panamá) fueron los organizadores de la actividad que se extendió  durante el fin de semana y a la cual acudieron en su mayoría ciudadanos venezolanos.

Con gran mística y tesón, los voluntarios recibían a loa asistentes a través de una logística que incluyó vacunación, evaluación física, dotación de medicamentos, atención odontológica, alimentación, entrega de calzado y ropa recibida en donación  y hasta entretenimiento para los más pequeños a través de la fundación Cuentos Sin Frontera.

Así mismo se ofrecieron charlas para el migrante por parte de la Fundación Activados Panamá, RET Internacional y el Club Rotaract Panamá, en el sentido de empoderar a esta población vulnerable que requiere orientación y apoyo.

Rocio Dutari, especialista técnica de la OIM Panamá, manifestó que la actividad estuvo enmarcada en la celebración del Día Internacional de los Migrantes el 18 de diciembre y se cumplió la meta de superar la cantidad de migrantes atendidos el año pasado durante la anterior Gira Médica.

Los presente agradecieron a Panamá y sus ciudadanos esta gran iniciativa que devuelve la tranquilidad de los migrantes, algunos de los cuales tenían más de 3 años sin ningún tipo de chequeo médico.

 

Comments

comments