Foto: Christopher Gregory de Bloomberg Businessweek

Una red financiera, comercial, militar y terrorista pone en peligro no solo la Seguridad de los Estados Unidos, sino la de toda la región: El chavismo.

Martin Rodil, politólogo, analista y presidente del Venezuelan American Leadership Council (VALC), ha denunciado la red comercial, militar y terrorista del gobierno desde hace cinco años. A Rodil le ha sido reiteradamente negada la renovación de su pasaporte, siendo acusado, además, de traidor a la patria y patrocinador de un golpe a la revolución, señalamientos estos que no le han apartado de su objetivo: unir los hilos de una inmensa telaraña que comienza a enredar a grandes financistas de la tiranía narco terrorista venezolana

¿Cuáles son las implicaciones de la inclusión del vicepresidente Tareck El Aissami en la lista de narcotraficantes especialmente designados?

Pocas veces en la historia de la existencia de esa lista, encontrará dignatarios, primeros ministros o vicepresidentes incluidos en ella. Si mal no recuerdo el único funcionario de tan alto nivel incluido en ella es el presidente de Sudán, Omar Hasán Ahmad al Bashir, por crímenes contra la humanidad en Darfur. Tareck El Aissami, es el segundo caso. En el caso de El Aissami. Hay  otras implicaciones y es que no entra en la lista solo, ingresa acompañado de Samar López Bello, y cuando ves las empresas de ese individuo, observarás que hay algunas con sede en Londres que operaban la venta de petróleo de la estatal venezolana PDVSA, con lo que se infiere que las sanciones van directamente a la yugular del negocio de la criminalidad del chavismo, que es el uso de la petrolera para actividades criminales.

O sea, ¿la industria petrolera estatal se ve afectada por los señalamientos, no solo a Tareck El Aissami, sino también a López Bello?

La investigación compromete a PDVSA, porque entre las actividades financieras creadas por López Bello, tenía a la petrolera involucrada, es uno de los operadores de la venta de petróleo. Es decir, lo que debería haber hecho PDVSA que era comercializar directamente con sus compradores directos, lo estaría haciendo a través de un intermediario que era López Bello. La petrolera perdía dinero en cada transacción.

¿Salpica esta medida también a presidentes y/o ex presidentes de PDVSA que permitieron esta operación?

Absolutamente. Esta investigación tiene años realizándose por diversas agencias federales y todos aquellos funcionarios que han pasado por la Tesorería Nacional y por PDVSA, han sido objeto de esta indagación. En ambos entes, El Aissami y López Bello, han tenido relación.

Si esta investigación tiene mas o menos unos cinco años, ¿hubo complicidad de la administración de Obama en ocultar sus resultados?

Esa pregunta habría que hacérsela al presidente Obama y a funcionarios claves de esa administración como Thomas Shannon.

¿Qué significa que un gobierno que acaba de juramentarse, tome decisiones tan drásticas como sancionar al vicepresidente de un país?

Una respuesta no sólo a la criminalidad, sino también a la comprobación de que hay un Estado forajido que tiene a 30 millones de personas bajo un inmenso sufrimiento. Cuando el Departamento del Tesoro habla del tráfico de drogas de El Aissami, entiende que las finanzas provenientes de esa comercialización va a las arcas del Hezbollah, lo que se convierte en un problema de seguridad nacional para los Estados Unidos. Entonces, lo que queda al descubierto hoy son los vínculos de la administración de Nicolás Maduro con lo peor de la criminalidad internacional: narcotráfico y terrorismo islámico. Un gobierno donde el hijo de crianza de quien ocupa la presidencia está a punto de ser sentenciado en una Corte Federal en New York por tráfico de drogas; el Ministro del Interior tiene boleta roja de Interpol emitida por la Fiscalía del Distrito Este de New York por narcotráfico; el exjefe de Inteligencia del gobierno y excónsul de Venezuela en Aruba es buscado por la justicia internacional a pedido de dos Cortes Federales por el delito de narcotráfico; el expresidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, es investigado en dos cortes federales por trafico de drogas y el vicepresidente de Venezuela sancionado por terrorismo y narcotráfico, ¿qué nos dice? El chavismo ha convertido a Venezuela en un Estado forajido.

Entonces ¿los venezolanos todos pagaremos las consecuencias?

No. Lo que se está sancionando es a individuos muy específicos, a miembros del gobierno con nombres y apellidos.

Pero al igual que el dictador de Sudán, los altos funcionarios chavistas al verse perseguidos, intentarán atornillarse en el país y arreciar la tiranía

Se atornillarán en la medida que tengan capacidad de financiamiento producto del dinero obtenido por actividades criminales. Cuando esto deje de ser factible, pierden toda la capacidad de mantenerse en el poder.

¿La lista entonces crecerá?

Absolutamente sí. Es una investigación viva y activa, esto apenas comienza. Finalmente quiero agregarle que, el sector político de los Estados Unidos, tanto demócratas como republicanos, coinciden con sectores de inteligencia y de la comunidad policial en la apreciación de que el chavismo representa un peligro para la región. Por ello hay que conseguir el retorno de la democracia en Venezuela.

Comments

comments