Manuel Ojeda (derecha) durante el conversatorio sobre "Obra Abierta" en Marión Gallery. Foto: David Alejandro Chacón.

Tras mes y medio de exposición, el sábado 17 de junio, en las instalaciones de Marión Gallery, calle 70 de San Francisco, finalizó con un entretenido conversatorio la “Obra Abierta” del artista venezolano Manuel Ojeda.

“Nos reunimos para hablar un poco más sobre Obra Abierta, sobre su planteamiento y nivel estético”, dijo Ojeda mientras recibía felicitaciones de parte de los invitados que se acercaron a la importante galería de arte.

“Le puse este nombre, Obra Abierta, porque literalmente es un trabajo abierto porque los elementos se pueden mover. No es algo que se crea solamente para estar en un cuadro, es algo corporio, que se puede tener. Con todas las formas puedo interactuar y moverlas a mi antojo tanto en obras planas, dimensionales, esculturas, serigrafías, hasta en videos”, explicó el artista.

Ojeda, de los alumnos más sobresalientes del maestro Carlos Cruz Diez, explicó, durante el conversatorio, que durante el tiempo que se presentó “Obra Abierta” recibió muy buenas críticas y que se lograron los objetivos planteados.

“Mi vida cambió cuando entré a Articruz (taller de Carlos Cruz Diez) en Caracas. Tenía 25 años de edad. Recuerdo que entré como pasante y ese mismo día se me acercó el maestro a ver qué estaba haciendo y me preguntó si yo era el nuevo. ‘Trabaja, que aquí tienes todo para hacerlo’, me dijo y le hice caso”, recordó entre risas Manuel Ojeda.

 

Comments

comments