Foto: Cortesía.

Así lo afirma Manuel Malaver, uno de los periodistas más acuciosos y enterados de la actividad política venezolana. Sus escritos, columnas y artículos son publicados en su página FactorMM.com y reproducidos en varios medios impresos y alternativos nacionales e internacionales. No es complaciente con ningún sector, es un crudo analista que busca la verdad y denuncia los errores, componendas u omisiones se encuentren donde se encuentren. No quedan en la Venezuela silenciada muchos que se atrevan a decir las cosas como lo hace él, por eso está en Conversaciones.

Luego de que un sector de la oposición venezolana representada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) participara en el llamado diálogo propuesto por Nicolás Maduro, han sido muchas las críticas que han surgido contra las actuaciones de la MUD; usted ha afirmado que “la MUD entregó su legitimidad y el ascenso del movimiento opositor”, ¿nos amplía este comentario?

La MUD como plataforma, como organización de partidos, no está a tono con la gravedad de la situación nacional, no está en sintonía con la realidad y la crisis que se vive en el país y con el sufrimiento de nuestra gente. La actuación de la dirigencia de la MUD ha revelado suficiente y dolorosamente que no entendió el mensaje que los ciudadanos le dieron el pasado 6 de diciembre al elegirlos de manera mayoritaria. El mensaje fue inequívoco: salir de Maduro.  A mi juicio, la MUD implosionó por no haber sido capaz de entender el sentimiento de la calle y cometió el grave error de ir a un diálogo que sólo pedía el gobierno para ganar tiempo y con el cual no estaba de acuerdo la mayoría de los venezolanos que no quieren darle más tiempo a quienes han originado y promovido una crisis humanitaria nunca antes vista en el país. Al sentarse, ese sector de la oposición con el gobierno, mostraron su sometimiento a él, claudicaron.

Entonces, ¿se cerró un ciclo? ¿Se acabó la lucha para la retoma de la democracia? ¿El venezolano está huérfano de oposición?

No, el país no está huérfano de oposición, lo que debemos hacer los demócratas venezolanos es dirigir la mirada a las organizaciones y partidos que tienen un verdadero compromiso de lucha por el cambio de sistema. Esas organizaciones deben ponerse al frente y todos debemos acompañarles.

¿Puede especificar a qué grupos o partidos hace referencia?

“Voluntad Popular” de Leopoldo López, del partido “Vente” de María Corina Machado, “Alianza Bravo Pueblo” de Antonio Ledezma, gremios y sindicatos, ONG’s. Todos juntos debemos organizar una estructura diferente que se distancie de la indecisión por la que ha venido transitando la MUD y tomar su propio camino.

Les acusarán y señalarán de divisionistas

¿Quiénes? ¿Los que dividieron? No se puede continuar cayendo en ese chantaje. Ha quedado demostrado que los tres partidos que dirigen la MUD –que, por cierto, está conformado por más de una veintena de movimientos políticos- no escuchan a la inmensa mayoría del pueblo venezolano, y si la escuchan, no lo entienden. Seguir en manos de esos tres factores es lanzarse a un desierto sin brújula donde lo único que lograrán es continuar oxigenando un régimen que 80% de quienes hacemos vida en Venezuela, rechaza. La MUD ha desconocido los intereses de las mayorías y del país, lo que ha prevalecido ha sido el interés de esos partidos y de su dirigencia, sus decisiones políticas mezquinas, ha perjudicado el avance de la oposición que quiere un cambio ya. El país que vimos movilizado en los últimos días hoy está lleno de rabia e indignación, se encuentra desmoralizado por efecto de quienes se sentaron en ese ese diálogo inconsulto.

O sea ¿el diálogo no logró nada satisfactorio?

Se burlan del pueblo y de los diputados electos de Amazonas al desincorporarlos y aceptar nuevas elecciones. Aceptan que existe una guerra económica cuando lo que hay es una desacertada política. En ese sentido, el hilo constitucional está intacto, según ellos y, lo peor, es que no hay presos políticos sino unos “detenidos”. Error tras error.

Pasando a otro tema, hay una noticia que le ha dado la vuelta al mundo: hallaron culpables de narcotráfico a los sobrinos e hijos de crianza de la pareja presidencial. Medios convencionales (existen honrosas excepciones) han silenciado la información y sus detalles. Solo medios alternativos y redes sociales han difundido la noticia. Quisiera un comentario al respecto 

El régimen ha impuesto una férrea censura al respecto. No permite que se informe en detalle algo tan grave que involucra al alto gobierno. Si en el país hubiesen instituciones fuertes y medios libres hace ya mucho tiempo que se hubiese abierto una investigación al respecto. Si hubiese democracia en Venezuela, se hablaría y escribiría profusamente sobre el tema y la oposición debió invitar a la gente a la calle para diferenciarse del oficialismo que tapa y esconde. Pero mientras en un tribunal norteamericano se llevaba a cabo el juicio contra los “narcosobrinos”, la MUD dialogaba con el régimen que cobija esas prácticas delictivas. ¿Cómo es que la droga era despachada desde la rampa presidencial? ¿Quiénes piloteaban esos aviones con el cargamento? ¿Cómo lo permitía la Guardia Nacional? En un país serio hace mucho tiempo se debió haber investigado porque la denuncia era del conocimiento del mundo entero, era vox populi que Venezuela se había convertido en un narco estado y se conocía de las andanzas del llamado “Cartel de los Soles” pero hubo censura y autocensura. Silencio sepulcral.

¿Miedo, desconocimiento o complicidad?

Todos juntos.

El periodismo venezolano atraviesa un mal momento.

Hay medios alternativos, digitales, que nos hemos hecho sentir con fuerza y vigor. Otros convencionales se han silenciado, pero existen comunicadores y periodistas que no bajamos la guardia y seguimos con nuestro compromiso de seguir en una línea combativa por la búsqueda de la verdad. Hay reservas éticas y en el país saben quiénes son.

Comments

comments