Imágenes de la menor con la presunta agresión. Foto: Cortesía

Con mucha indignación, la joven Linda Rooss Guerrero, venezolana de la ciudad de San Cristóbal, residente en Panamá, denunció que su pequeña hija de 18 meses de edad fue víctima presuntamente de maltrato infantil, en el  preescolar identificado como “Escuelita Musical”, donde solia asistir con regularidad la menor.

Desde hace más de 8 meses Rooss Guerrero está luchando para conseguir justicia para la pequeña Bella D´Sophie Karolinne Guerrero, luego que el pasado 11 de agosto del 2017, al momento de retirar a la niña de la escuela,  evidenció varios moretones y raspones, en distintas partes de su cuerpo.

“Cuando voy a limpiarle la cara y a peinarla me percato lo que tenía en el rostro y en el tórax. Le pregunte a la recepcionista qué le  había pasado a mi bebita y dijo que mi hija se agredió sola y no quisieron enseñarme los videos de las cámaras de seguridad porque según ellos no habían en el sitio donde ocurrieron los hechos”, así lo afirma Linda Rooss Guerrero, madre de la menor afectada.

Rooss afirma que al momento que le entregaron a la menor exigió hablar con el director de la escuela, el Sr.  Alejandro Booth y con la maestra pero no recibió respuestas alguna, reclama que el día del hecho nunca la llamaron antes, su hija no recibió asistencia médica y denuncia que trataron de esconder los hematomas de la pequeña.

“Tenía rasguños en la cara, y golpes en distintas partes del cuerpo y cómo es posible que no me hayan llamado, traté de arreglar las cosas con el colegio por la vía regular, pero a pesar de las reuniones, difaman que mi hija  se agredió sola”, dijo.

Ante esta situación, Linda Rooss presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público panameño,  para que se investiguen los hechos . “A los 6 meses fui al Ministerio Público, quien  declinó la investigación al Mides de Colón, donde no recibí respuesta,  sin embargo también realicé la denuncia en el Mides de Panamá, y  descubrí que Escuelita Musical, no tiene todos los permisos para operar”, explicó.

El equipo de EV Panamá se trasladó hasta Colón para obtener declaraciones por parte del  preescolar señalado pero no ofrecieron su versión oficial de los hechos.

 

Comments

comments