El entrenador panameño junto a parte de sus jugadores. Fotos: David Alejandro Chacón.

“Discúlpame si interrumpo la grabación, pero estoy pendiente de la llegada de mis muchachos. Hoy nos reunimos para los Juegos Latinoamericanos de Olimpíadas Especiales”, dijo al periodista antes de comenzar la entrevista, Luis Young Mojica, panameño de 65 años de edad, entrenador de los Valientes de Panamá Este, un laureado equipo de baloncesto que está compuesto por 10 atletas más dos compañeros unificados.

Los Valientes de Panamá se ganaron el derecho de representar a Panamá en la exigente cita deportiva, gracias al campeonato nacional que lograron en 2016. “Hemos ganado, en nuestra categoría, los campeonatos de 2013, 2014, 2015 y 2016”, agregó, mientras recibía a otro de sus jugadores en el lobby del Hotel El Panamá, sitio de concentración de las 21 delegaciones que confirmaron su asistencia a la tercera edición (20-28 abril) de los Juegos Latinoamericanos de Olimpíadas Especiales. El entrenador nacido en Ciudad de Panamá no descansa.

El sistema de Olimpíadas Especiales, presentes en Panamá desde 1984, proporciona entrenamiento deportivo y competición atlética de tipo olímpico a personas con discapacidad intelectual a partir de los ocho años de edad, según se lee en la página oficial de la organización.

Gran labor social

La piedra angular de todo equipo deportivo es su estratega, un concepto que maneja muy bien el coach, quien es reconocido por su gran aporte al sistema de Olimpiadas Especiales Panamá. “Todo lo que hago es por amor al prójimo, no buscando algún beneficio”, dijo entre lágrimas, al tiempo que decidió explicar cómo funcionaba el equipo.

“Es un quinteto de baloncesto unificado, eso quiere decir que tenemos atletas (de entre 20 y 45 años de edad) con discapacidades intelectuales y otros que no, quienes son como tutores dentro de la cancha. Es una experiencia única que disfruto al máximo desde hace cinco años”, detalló.

El panameño está al frente del equipo de baloncesto Valientes de Panamá Este, que participará en los III Juegos Latinoamericanos.

Sus hijos, Luis (23 años), Gisela (25 años) y Maritza (30 años) formaron parte de Olimpiadas Especiales Panamá. Los dos primeros pertenecieron al equipo de baloncesto y de ahí su interés por esta especialidad, que por primera vez representará a Panamá en una competencia internacional.

Dentro del grupo de jugadores, 10 en total, se encuentra Yeison Barahona, el flamante abanderado de Panamá en los Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales. “Son muchachos muy talentosos y el trabajo se hace más fácil. Este compromiso necesita de mucha dedicación y estoy dispuesto a seguir trabajando sin descanso”.

No todo ha sido color de rosa. Deportivamente, en 2012, cuando debutó al frente del banquillo de los Valientes de Panamá Este, el equipo quedó en el penúltimo lugar de su categoría. Algo tenía que cambiar.

“Cinco años después hemos ganado cuatro títulos nacionales y el derecho de jugar los Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales. Mi trabajo va más allá de entrenarlos, es algo personal, de entrega, de disfrutar lo que uno hace”, cerró el laureado entrenador.

En pocas palabras…

Un país: Panamá.
Un plato de comida: Mariscos.
Un libro: El milagro más grande del mundo, de Og Mandino.
Un atleta: Gisela Young Díaz.
Un personaje que admire: Rubén Blades.

Comments

comments