León explicó que el préstamo de 5 mil millones de dólares de China es poco en comparación con los “cientos de millones” que necesita Venezuela para recuperase. Foto: David Alejandro Chacón.

El economista explicó que las sanciones económicas en contra del país afectan más al ciudadano de a pie que al mismo Gobierno

 

Cuando al presidente de Datanálisis se le pregunta por la situación económica de Venezuela, es claro, sin muchos rodeos. Respira profundo y dispara. “La situación en el país ha empeorado dramáticamente y la capacidad de respuesta está muy comprometida”, dijo Luis Vicente León, citado por EV Panamá, en su más reciente visita al Istmo.

León detalló que el país está afectado por la crisis política, por una pérdida de confianza y falta de incentivos en el sector empresarial. “De hecho, todavía no hemos visto la magnitud de la crisis en Venezuela. Estamos viendo solo el pico porque el proceso, indudablemente, va a empeorar”.

Sobre las sanciones económicas en contra de la nación suramericana, el economista explicó que si bien afectan a varios integrantes del Gobierno de manera individual, algo que obviamente les va a molestar, el impacto mayor se ve en el día a día del venezolano de a pie.

“Esa tesis de que este tipo de sanciones tumba gobiernos, claro en política todo es posible, no es algo que comparto. Yo soy un estadista, entonces pongo ejemplos del pasado como Corea, Cuba, Irán, Rusia, que también recibieron sanciones y no pasó nada. Claro, debilita al Gobierno, pone en tela de juicio su acción regional, pero no saca gobernantes”, sostuvo.

Para León, al contrario, esas medidas crean la figura del Big brother de un pueblo. Su teoría es la siguiente: las personas están en un país más primitivo donde el gobernante es el único que tiene, en principio, algo de dinero y algo que vender. La nación es más pobre y el líder es quien decide a quien le da de comer y a quién no.

 

¿Qué se puede hacer?

León sostiene que a pesar de que la oposición, el Gobierno y la comunidad internacional piensen que se ha roto toda posibilidad de una negociación política, esa precisamente es una de las vías que pudiera funcionar para que se concrete una transición.

“Una negociación que intercambie activos y que además reduzca el costo de salida del Gobierno, porque ahí lo que hay son unos kamikazes que están dispuestos a morir. No se van a dejar cortar la cabeza, nadie lo haría. Entonces si tu no haces esa negociación lo que quedan son salidas violentas, intervenciones como en Panamá, y como venezolano no quiero algo así. Rechazando a Maduro, diciendo que es el culpable de todo esto, simplemente no va a pasar nada”.

León se ha ganado críticas por esa postura. “Claro, es que no  es fácil sentarse a hablar y a negociar con alguien que ha abusado de ti, que viola tus derechos, eso lo entiendo. Como tampoco era sabroso negociar con una guerrilla en Colombia o con un asesino en Chile, pero es lo que hay”.

En el caso de lograrse una transición, el estadístico fue claro con las medidas económicas a tomar. “Número uno, abrirte. Esa economía intervenida y cerrada no se va a recuperar jamás. Dos, permitir el flujo de recursos, tres, permitir que los empresarios privados puedan meter y sacar su dinero. En resumen, si el mercado no es abierto y no genera confianza, todo lo demás es paja. Tú puedes expropiar empresas, pero lo que no puedes es expropiar el conocimiento del empresario de hacer las cosas”, cerró.

Comments

comments