Luis Florido, diputado opositor y presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano. EFE/Archivo

El diputado opositor y presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano, Luis Florido, pidió este jueves al Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) que entregue los pasaportes a los venezolanos que llevan meses esperándolo “por falta de material”.

“Exigimos la entrega de pasaportes a todos los venezolanos que están en colas del Saime. ‘Falta de material’ no es excusa, es irresponsabilidad”, publicó el opositor en su cuenta de Twitter.

El diputado, quien no tiene pasaporte después de que le fue anulado el pasado viernes al llegar a Venezuela procedente de República Dominicana, dijo a Efe que él, como cualquier otro venezolano, ahora se ve afectado por esta situación, aunque indicó que en su caso se trata de “una razón política”.

“Lo que a mi me está pasando es más o menos lo que le está pasando a miles de venezolanos que hoy en día no están consiguiendo ni siquiera un pasaporte, que hoy en día tienen que pagar entre 400, 500 y hasta 600 dólares para que les den un pasaporte (…) es una situación muy grave la que están viviendo los venezolanos, a mi también me tocó, pero no por la misma causa”, afirmó.

“En mi caso es por una razón política que evidentemente lo que busca es restringir las salidas del presidente de la Comisión de Política Exterior (del Parlamento) para que no haya una voz de Venezuela en el mundo”, continuó.

El pasado viernes Florido denunció que fue retenido en el Aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, y que su pasaporte había sido anulado por una supuesta “denuncia de hurto”.

Tras ello el diputado se dirigió a la Fiscalía para denunciar la violación a su inmunidad y posteriormente a la Cancillería para exigir una pasaporte diplomático, pero aseguró que ahí obtuvo como respuesta que no había material.

Según explicó a Efe, al salir de la Cancillería visitó la sede principal del Saime para pedir que le entregaran un nuevo pasaporte, pero la persona que le atendió, del departamento de “servicios especiales”, le indicó que tenía un problema “migratorio”.

Sin embargo, dijo, luego de dirigirse al departamento de inmigración y de reunirse con el director encargado, Julio Velasco, este le dijo que hubo un error con su pasaporte, “que los pasaportes son muy sensibles”, y que “cuando se coloca alguna alerta de un número se puede pasar a otro número con facilidad”.

Añadió que el director de inmigración le dijo que su problema sería resulto en una o dos semanas.

De no ser así, Florido no descarta la posibilidad de recurrir a un recurso de amparo o “un mecanismo institucional” que le permita seguir haciendo su trabajo.

El parlamentario afirmó que “así sea con un pasaporte internacional” que le otorgue “las Naciones Unidas o cualquier instancia”, seguirá denunciado en el mundo lo que sucede en Venezuela.

Florido consideró que en el país debe haber una “negociación política” para cambiar de Gobierno y que para que eso suceda debe haber una “presión nacional e internacional”.

Comments

comments