El gobierno español ha violado las sanciones de la Unión Europea contra el régimen de Maduro, hoy el congreso debate las consecuencias.

La misma semana que el presidente (E) Juan Guaidó visitó España en su agenda internacional, llegaba Delcy Rodriguez, vicepresidenta de la dictadura, aun cuando las sanciones en su contra no lo permitían, lo cierto es que mientras el jefe del Gobierno Español. Pedro Sanchez, le dió la espalda a la gira presidencial, si organizó todo para que un funcionario de su gobierno recibiera a la encargada del régimen.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, acudió a Barajas, supuestamente con el encargo de asegurarse de que no entrara en territorio Schengen, combinando la firmeza con la amabilidad ante la incómoda visitante. Las fuentes consultadas no se explican por qué, si el destino último de la vicepresidenta venezolana era Turquía, no solicitó la escala en Marruecos o en algún otro país ajeno al espacio europeo sin fronteras, conocedora como era de que tenía vetada la entrada en su territorio. La vicepresidenta venezolana nunca ha ocultado su disgusto por verse tratada como una proscrita por la Unión Europea y Estados Unidos.

Ya va para la segunda semana de interpelaciones y fuertes discursos en el Congreso contra el gobierno español, además han surgido contradicciones y descubrimientos que lo han hecho es agravar aun más el caso. La oposición pide explicaciones sobre el encuentro del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en un avión en Barajas al tiempo que Sánchez reconoce a Juan Guaidó como “líder de la oposición venezolana” y defiende que Ábalos evitó “una crisis diplomática”.

La portavoz del Partido Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, ha interpelado a Ábalos y ha atacado al presidente: “Hoy el presidente Sánchez ha llamado a Guaidó ‘líder de la oposición’. Debe ser la última exigencia de la torturadora”, ha dicho en referencia a la vicepresidenta venezolana.  Es un discurso que hay que escuchar:

Con el pasar de los días se sigue complicando los #DelcyGates ahora se conoce que Delcy Rodríguez bajó 40 maletas del avión durante su paso por Barajas, el equipaje se cargó a pie de pista en un vehículo de la embajada venezolana en España y salió del aeropuerto sin pasar por ningún control de seguridad. Así lo revelaron dos testigos presenciales, según el medio español Vozpópuli.

Según la narración del portal Caraota Digital, el carro llevaba matrícula diplomática y, una vez cargado, aparcó junto a la terminal ejecutiva de la T-1 del aeropuerto de Madrid hasta que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la «número dos» de Nicolás Maduro concluyeron el encuentro de hora y media que desveló este periódico en primicia el día 23. Los testigos subrayan que el vehículo era de “grandes dimensiones”, dado que el equipaje de la comitiva venezolana estaba compuesto por unos 40 bultos.

Una vez que Rodríguez y sus acompañantes se instalaron en la sala VIP de la terminal ejecutiva, el vehículo de la embajada venezolana enfiló hacia la zona de salida del aeropuerto y pasó la barrera sin ningún tipo control de seguridad al ser un coche con inmunidad diplomática.

Cajas y lingotes de oro

Tras la polémica destapada por Vozpópuli, tanto el Partido Popular como la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas han insinuado durante los últimos días que este polémico vuelo de Delcy Rodríguez forma parte de la llamada «ruta del oro». «Se dice que el oro de Venezuela se está fundiendo en Turquía” y que el avión “iba con cajas y lingotes de oro», apuntó Oramas la semana pasada.

«Tú sabes que yo tengo mucha relación con Venezuela, estuve viajando durante 15 años hasta hace cuatro que tuve un problema de seguridad», señaló Oramas en una entrevista en Antena 3. «La última vez que estuve en Caracas el hotel estaba lleno de iraníes, chinos y tal… Allí se vendió todo a 80 años, Venezuela era el país más rico. Lo que se está diciendo ahora es que el oro de Venezuela se está fundiendo en Turquía y que se iba con cajas y lingotes de oro», añadió la diputada canaria.

Mientras, los populares han remitido un escrito al Congreso en el que han pedido respuestas al Gobierno español sobre la ruta, el motivo del vuelo, viajeros a bordo, autorizaciones y permisos con los que cuenta el avión. Además, reclamaron explicaciones acerca de por qué «no se puso la información en su poder a disposición de la judicatura y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado».

La «ruta del oro venezolano» hace referencia al trayecto que presuntamente realizan altos funcionarios del régimen de Maduro para sacar este metal precioso del país sudamericano. Dichas rutas han sido incluidas en la lista de The Office of Foreign Assets Control (OFAC), dependiente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos para el lavado de activos y el tráfico irregular de oro.

Los funcionarios venezolanos volarían desde Venezuela hasta Turquía para después distribuir el oro y los activos resultantes entre Rusia, Jordania, Islas Seychelles y los Emiratos Árabes. El paso de Rodríguez por España alimenta estos rumores porque, aunque la vicepresidenta venezolana abandonó Barajas en un vuelo comercial con destino Catar, su «jet privado» sí voló horas después a Estambul (Turquía).

 

 

Comments

comments